Hubo un momento en el que Irene Rosales era conocida por ser la mujer de Kiko Rivera y nada más. Sin embargo, años después de que le pusiéramos cara y nombre a la que era en su momento la nueva pareja del hijo de Isabel Pantoja, la sevillana ha conseguido brillar por luz propia y no necesitar a su marido para ser personaje en sí misma.

Irene Rosales tiene algo que ha cautivado a los seguidores más fieles de esta pareja. Y es la naturalidad. Su manera de hablar y de actuar han sido claves para triunfar y posicionarse como personaje público por sí sola. Aunque su primera andadura en un ‘reality’ de televisión fue junto a su marido, el hecho de ser concursante de ‘GH Dúo’ hizo que muchos que no la conocían, la descubrieran.

Esto hizo que sus redes sociales fueran también una forma de ganar dinero para Irene Rosales. A día de hoy cuenta ya con más de 677.000 seguidores en Instagram, una cifra que crece a un ritmo exponencial. El hecho de tener ya tantos seguidores ha hecho que muchas marcas quieran contactar con ella que que saque sus productos en su perfil.

Irene Rosales triunfa en las redes sociales como ‘influencer’

© Redes sociales.
© Redes sociales.

Pero no solo ha visto beneficios económicos a través de esta plataforma. Y es que su personalidad y su imagen, así como su manera de hablar de las polémicas que giran en torno a la familia de su marido, le han servido también para ser colaboradora de televisión. De hecho, fue durante mucho tiempo colaboradora de ‘Viva la vida’, programa que decidión dejar para dedicarse tiempo para ella misma.

Después de un tiempo desaparecida de la pequeña pantalla, Irene Rosales volvía a demostrar que se vale por sí misma cuando ha acudido a ‘La casa de los Secretos’, por ejemplo, para visitar a su amigo Luis Rollán. La conclusión que se saca de todos estos años, es que Irene ya es por sí sola un personaje que tiene peso. Y lo tiene como Irene Rosales y no por ser la mujer de Kiko Rivera.

No necesita a su marido para seguir saliendo en televisión

© Telecinco.
© Telecinco.

Y es que la vida de Irene Rosales interesa. Pero no solo interesa la figura que tiene ella dentro de los conflictos que su marido pueda tener con parte de su familia. También interesa por su vida en paralelo a ser pareja de quien es. Sus ratitos por la mañana cuando sale a hacer algún recado, sus publicaciones en Instagram o la manera en la que maneja sus redes sociales. Además, su estilo es clave para que muchos opten por seguirla en Instagram, donde también comparte lo que lleva puesto cuando tiene eventos que requieren ir más elegante o para los looks que elige para el día a día.