La periodista ha felicitado a su hijo pequeño por su cumpleaños revelando una tierna conversación que han tenido en casa madre e hijo.


Sara Carbonero está pasando el confinamiento en Oporto, Portugal, junto a su marido, Iker Casillas, y sus dos hijos, Martín y Lucas. Están siendo unos días muy de estar en familia, pero echando mucho de menos a los miembros de su familia y a sus amigos que se encuentran en España. Mientras no se pueda viajar en los diferentes países, toca permanecer en la distancia.

Sin embargo, las fechas importantes siguen llegando, como este martes, que celebran el cumpleaños de su hijo Lucas, que cumple cuatro añitos. Sara Carbonero ha querido felicitarlo de la manera más especial: «Aunque ya nos hayamos acostumbrado no deja de ser curioso que tu hijo pequeño te pregunte si “cuando termine el coronavirus podrá invitar a los amiguitos del cole a su cumpleaños”. Le respondes que por supuesto que sí, sin saber muy bien cuándo llegará ese día, y fuera de todo pronóstico se queda conforme. Me resulta sorprendente a la vez que alentador comprobar cómo los niños, tan chiquititos han interiorizado y asumido una situación que sigue frustrando a muchos adultos», comienza explicando sobre cómo ha vivido su hijo pequeño los días de cuarentena.

Sara ha querido recalcar que este año es atípico, ya que su hijo nunca ha soplado las velas en el mismo sitio. «Lucas nunca ha soplado las velas en el mismo sitio: Algarve, Cerdeña, Navalacruz, por este orden, su día siempre nos ha pillado en un sitio diferente y por eso este año le hacía una tremenda ilusión tener una merienda con todos sus amigos cantándole los “Parabéns”», explicaba con pena, ya que por ahora ese reencuentro con sus amigos tiene que esperar.

Revela la conversación que ha tenido con su hijo

La periodista es consciente de lo mucho que ha crecido su hijo: «Hoy, al despertarse me ha dicho que ya era muy mayor, porque con dos años no le gustaba el huevo frito ni los champiñones, ahora sí. – ¿Qué más cosas no hacías con dos años y que ahora ya consigues hacer? – le he preguntado. – No hablaba bien mamá, entonces ya pensaba que te quería mucho pero no te lo podía decir», dice mostrando el lado más sensible de su hijo.

La felicitación de su madre

«Hoy celebramos tu vida. Feliz cumpleaños pequeño , por muchos años más pidiendo cosquillas en la espalda y en las manos para dormirte, enamorándonos con tu risa pillina y auténtica, siendo testigos de tus carreras al sprint con las manos detrás, “modo Sonic”. Por muchos años más pensando que puedes cambiar el mundo con un palo de cualquier parque haciendo las veces de varita de Hogwarts. Y en definitiva , maravillándote ante todas esas cosas pequeñitas que en realidad son las más grandes como tú bien sabes. Por muchos más años aprendiendo de ti #estamosdecumple #4 #larevolución«, ha terminado diciendo.