Santi Rodríguez asegura que murió de un infarto y que logró volver del más allá. Por eso no teme a la muerte, porque sabe qué hay al otro lado. Esta es su valioso testimonio que ayuda a muchas personas a perderle el miedo a lo inevitable


Santi Rodríguez es uno de los actores cómicos más queridos de nuestro país y es que sus personajes han sabido colarse en nuestras casas y permanecer en nuestra memoria siempre robándonos una sonrisa. Sin embargo, más allá de su faceta profesional, el intérprete ha sabido meterse al público en el bolsillo también por su vertiente personal. Lo ha hecho compartiendo sin reparos un momento que le ha cambiado la vida y del que aún trata de buscar una explicación y es que tras sufrir una parada cardiaca experimentó un fenómeno cercano a la muerte del que ha sacado una valiosa lección y que dejó a todos en shock.

Santi Rodríguez no tuvo reparos en hablar sobre el infarto de miocardio que sufrió en 2017 y por el que apunto estuvo de perder la vida, al llegar acompañado después de otras complicaciones y afecciones. Una vivencia extrema que ha marcado su existencia, pero de la que ha tratado de encontrar un significado, el cual ahora expone en el teatro en la obra ‘No vayas hacia la luz’, de la que ya han disfrutado muchas personas, incluso un grupo de 150 personas mayores ya inmunizadas contra el coronavirus y que han aprendido de su particular forma de entender la vida después de rozar la muerte, siempre con el humor como vehículo. Y es que su espectáculo versa precisamente sobre su infarto y lo que vino justo después.

Foto: Instagram

A sus 55 años, Santi Rodríguez reconoce que “todavía no sé si me veo con fuerzas de explicarlo” y es que el infarto y las complicaciones que le siguieron son difíciles de digerir. Especialmente porque lo que él vivió no se explica con normalidad y suele ser más una temática de ciencia ficción que a muchos les cuesta comprender. “Yo ya he ido y he vuelto”, confiesa el actor a Toñi Moreno en el programa ‘Un año de tu vida’ de Canal Sur. El intérprete narra que “me vi a mí mismo desde arriba y me fui. Me fui sabiendo que mi tía y mi abuela me estaban esperando. Y volví. Tal cual te lo estoy contando”, sentenciaba con seguridad ante la mirada atónita de la presentadora.

“No tengo prisa, porque tengo muchas cosas bonitas en la vida, pero no tengo ningún miedo. Sé que después hay cosas muy bonitas que nos están esperando”, aseguraba Santi Rodríguez, que tras haber estado en el más allá está convencido de que le espera algo bueno, aunque aún desea disfrutar de lo bueno que tiene en este mundo. Una seguridad que ahora le hacen entender la vida de una manera bien distinta y que ha querido compartir con el mundo, para ayudar a reducir el sufrimiento inherente en las personas que ven con miedo la muerte.

“Yo no llegué a pasar el túnel, me acordé de mi hija y dije que no me puedo ir. Pero ya lo he pasado. Yo sí recomiendo que, por lo que yo he visto, interesa portarse bien aquí, que esto no se acaba aquí. Vamos a ser buena gente”, anima Santo Rodríguez al público ante una Toñi Moreno que no podía contener las lágrimas.  “A la gente que ha perdido seres queridos, reconforta mucho saber que están, porque yo durante un ratito he estado y he visto muchas cosas”, dice el actor, que trata de ayudar a otros a superar el proceso de duelo tras perder a un familiar, así como quiere tranquilizar a los que estén cerca de emprender el viaje.