Rosalía se convierte en noticia debido a su elevadísimo caché

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, levanta la polémica en las redes sociales al revelar el elevado caché de la cantante Rosalía.

Se ha convertido en uno de los temas más comentados en las redes sociales durante las últimas horas. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, publicó en su perfil de Twitter que tras intentar contratar a la cantante Rosalía para que actuase en las fiestas patronales de la ciudad, finalmente el propósito no ha llegado a buen puerto. ¿El motivo? El elevado caché que pide la artista por concierto.

El radical cambio de imagen de Rosalía

«Pide 500.000 euros, tú me dirás», respondía el edil a un usuario de la red social. Declaración que encendió la polémica y que llegó hasta a la propia Rosalía. «Lo único que voy a decir sobre lo que se dice que pedimos por nuestro show es que es falso. Es cierto que no es un show sencillo (ya me conocéis) y que somos muchas personas trabajando para que el show sea increíble, pero eso que se ha dicho esta lejos de ser verdad», respondía la intérprete de ‘Malamente’.

Rosalía

Pero esta guerra de declaraciones no quedó ahí. El alcalde de Valladolid quiso reincidir en la veracidad de su testimonio y contestó a la catalana. «Su agente nos dijo, después de tenernos 2 meses esperando, que empezarían a hablar con nosotros a partir de 500.000 euros. En todo caso si esa no es la cifra digamos su caché y estaremos encantados de contratarla. Ya lo intentamos en 2018 cuando nos pedía 45.000€ pero no tuvo fecha», explicaba Óscar Puente, que minutos después quiso quitar hierro al asunto ante las muchas críticas que estaba recibiendo su tuit por parte de los fans de la joven.

Rosalía

«Por último, y por zanjar esta polémica, no decimos que el caché de Rosalía sea alto o bajo, ni criticamos lo que pide. Simplemente decimos que no podemos pagarlo. Ante la pregunta de por qué no traemos a esta artista hemos respondido con absoluta transparencia. Y con la verdad», terminaba diciendo el alcalde de Valladolid. ¿Es demasiado el caché que supuetamente pide la última gran promesa de la canción en España? Juzguen ustedes mismos.