Rocío Flores ha salido de las instalaciones de Mediaset totalmente derrumbada y con lágrimas en los ojos después de su intervención en ‘El programa de AR’


No ha sido una mañana fácil para la familia Flores-Moreno. Después de diez días, Antonio David Flores ha confirmado su separación de Olga Moreno tras más de dos décadas juntos y una hija en común, Lola. Precisamente, esta misma mañana también reaparecía en televisión Rocío Flores. La hija del ex Guardia Civil acudía a su puesto de trabajo como colaboradora en ‘El programa de AR’, mismo programa de televisión en el que trabaja Marta Riesco, la mujer con la que se le ha relacionado a su padre. En el programa se ha roto al hablar de esta separación después de la confirmación de su padre. Unas lágrimas que no ha podido contener tras el final del espacio de televisión. Y es que a su salida de las instalaciones de Mediaset estaba visiblemente derrumbada y con lágrimas en los ojos tras el difícil momento que está atravesando la familia.

La hija de Antonio David Flores no podía evitar sus lágrimas al abandonar el programa

Rocío Flores salía acompañada de su mánager sin querer hacer declaraciones al respecto. Con el semblante serio y los ojos hinchados, se confirmaba el complicado momento que está atravesando tanto la joven como el resto de sus familiares. Si bien a lo largo de estos días habían hecho un «pacto de silencio», finalmente Antonio David ha querido emitir un comunicado a través de su canal de Youtube para confirmar su separación. Un comunicado que le ha pillado a su hija en su puesto de trabajo y por el que ha dado la cara.

Rocío Flores
Gtres

Ha sido un año muy complicado para la colaboradora de televisión. A pesar de que a lo largo de estos días ha aguantado muy bien el «chaparrón» y ha guardado silencio ante los periodistas que le preguntaban por la actual situación, ahora ha decidido dar un paso adelante y continuar con su vida. Pase lo que pase.

Rocío Flores ha dado la cara y ha hablado de la ruptura de su padre

A pesar de que Rocío ha asegurado que no le pertenecía a ella hablar de las últimas informaciones sobre él y Olga Moreno, ha querido aclarar lo siguiente: «Ante todo, somos una familia. Independientemente de lo que pase en la familia, vamos a ser siempre una familia. Mi hermano está… No pasa nada. Llevamos un año mal, que lo estoy pasando mal, pero es algo que se sabe. Entrar en confirmar algo que no me corresponde… Pero esto es es algo que tienes que preguntarle a ellos, no a mí. Es surrealista todo lo que se está diciendo. No voy a decir lo que les he dicho en la intimidad. No sé qué haría yo. Yo tengo 25 años y ellos 45, y llevan 25 años juntos. No tengo la varita mágica», explica fiel a sus principios.