En el culebrón mediático y sentimental de Rocío Carrasco sigue sin tener final. Aunque la hija de Rocío Jurado ha anunciado su decisión de no volver a hablar públicamente de su hija, no está dispuesta a permanecer callada. Por ello, su deseo de contar su verdad ante millones de espectadores sigue en pie. La segunda parte de su docuserie ya está en marcha… y queda muy poco para que toda España conozca los nuevos secretos que tiene que contar.

A la espera de que a su nuevo programa se le asigne fecha de estreno, Telecinco ha emitido ya el primer avance del documental. Un especial por entregas en el que la madrileña se traslada a Chipiona, el pueblo natal de su madre, para estar con su familia anónima. Porque, más allá de su familia mediática -léase sus tíos Amador Mohedano y Rosa Benito, sus hermanos Gloria Camila y José Fernando o sus hijos, David y Rocío Flores- hay otros muchos miembros del clan Mohedano que sí están a su lado. Y que la madrileña mostrará por primera vez en televisión dentro de pco más de 24 horas.

El viernes 18 de febrero, Rocío Carrasco enseñará a su familia no mediática en ‘Licencia para hablar’

Este viernes 18 de febrero en ‘Montealto’ veremos el documento audiovisual ‘Licencia para hablar’. A lo largo de 52 minutos de emisión, la audiencia de la cadena será testigo del encuentro de Rocío Carrasco con su familia no mediática: en su mayoría primos de la tonadillera que muestran delante de las cámaras su apoyo incondicional.

Rocío Carrasco (14)
Telecinco

En ‘Sálvame’ han mostrado un avance de lo que nos espera dentro de solo unas horas. La hija mayor de ‘la más grande’ nos dará una versión distinta del relato que hasta ahora se conoce: el de los Mohedano que han permanecido durante años ajenos a los medios de comunicación. Por primera vez, muchos miembros del clan Mohedano se sentará ante las cámaras de televisión para aportar un punto de visto completamente distinto a la historia sobradamente conocida.

Esta importante entrega se produce poco después de que Carrascoha ya decidido dejar de lado sus declaraciones sobre sus hijos. A día de hoy, la audiencia conoce bien lo que sucedió el pasado 27 de julio de 2012 por su relato en la docuserie, fecha en la que Rocío Flores dio una paliza a su madre. Aquello fue el detonante que hizo estallar la relación maternofilial, rota desde entonces.

Aún sigue habiendo muchas incógnitas sobre el relato de Carrasco sobre su vida. Para despejar dudas se ha reunido en torno a los Mohedano que no han dejado de apoyarla nunca. ¿Y quiénes son estos familiares que siempre han estado al pie del cañón? La propia Rocío los presenta en la nueva entrega de sus seriales televisados.