Diego Matamoros se ha atrevido con un retoque estético para parecerse a su padre a pesar de que la nueva imagen de este fue muy criticada. Para eso se ha puesto en manos de Carla Barber para mejorar un pequeño complejo.


Diego Matamoros lleva ya unos meses manteniendo una relación con Carla Barber. El hijo de Kiko Matamoros y la médico especializada en cirugía estética no pueden estar más felices y así lo han demostrado en cada una de sus apariciones públicas. Además, la pareja no se separa casi para nada y siempre hacen planes juntos, tal y como publican constantemente en las redes sociales.

Pues bien, cuando parecía que solo quedaban para hacer viajes increíbles o para disfrutar de una romántica cena o para estar en casa relajados, Diego y Carla suman un nuevo plan a su lista. Y es que el hijo de Kiko Matamoros se ha atrevido a ponerse en manos de su chica para someterse a un tratamiento estético en su centro de belleza. Él mismo compartía el momentazo.

Diego ha querido parecerse a su padre después de que Carla le hiciera una serie de retoques que lo convirtieron en viral: «Vamos a contar lo que estamos haciendo. Después de tu comentario del otro día diciendo lo guapo que había dejado a tu padre y lo bien que le había levantado las cejas… te estamos levantando las cejas. Tenías envidia de tu padre”, empezaba diciendo Carla Barber.

© Redes sociales.

Quiso contar todo sobre el tratamiento que le estaba haciendo a su chico: “Estamos poniendo un soporte en la cola de la ceja y ya está. Estás aguantando muy bien, estoy gratamente sorprendida. Se nota al momento, y se nota más cuando pasan los días y las semanas. Estamos usando ácido hialurónico porque tiene deprimida la zona superior de la ceja. Lo tenías hundido. La depresión la relleno y al rellenarlo, se levanta la ceja. Es un tratamiento que tiene una duración de año o año y medio, y se nota al momento”.

El tratamiento al que se sometió su padre fue muy criticado

El hecho de que Diego Matamoros haya compartido esto con sus seguidores nos ha llevado a recordar el día que su padre se dejaba ver con su nueva cara. Kiko Matamoros decidía ponerse en manos de Carla Barber y su aspecto fue muy comentado y criticado a través de las rede sociales. Muchos, además, pusieron en duda la profesionalidad de la canaria.

«Tienes a toda España mirando tu cara», le decía María Patiño en riguroso directo eclipsando así un momento de la entrevista de Mila Ximénez. El colaborador ha querido explicarse con todo detalle: «Tengo la cara llena de pinchazos y moratones, esta tarde me he pinchado la cara y no he tenido tiempo ni de maquillarme», confesaba.

«Es algo que a mí me importa tres pelotas», afirmaba rotundo. Confirmaba que ha sido la doctora Carla Barber, novia de su hijo Diego Matamoros, quien le ha pinchado. «Evidentemente mi aspecto no es el mejor, se me tiene que desinflamar la cara», contó en aqella ocasión. Añadía que se había puesto ácido en el rostro, algo que ahora se ha hecho su hijo para parecerse a él.