Enrique Ponce ha respondido en sus redes sociales con una imagen y una canción a quien critica la diferencia de edad que tiene con Ana Soria.


Después de la aparatosa caída que sufrió Enrique Ponce en la plaza de toros del Puerto de Santa María de Cádiz su pareja, Ana Soria, ha preferido no asistir a más corridas. La joven vivió un tarde verdadermanente angustiosa por la que decidió, por el momento, no estar presente en más faenas. La estudiante almeriense busca otros planes alternativos, pero le apoya desde la distancia. Están muy enamorados y no dudan en gritarlo a los cuatro vientos, de hecho, así lo aseguró el diestro a esta revista hace algunas semanas. Aunque no es la primera vez que utiliza sus redes sociales para revelar lo que siente por su chica, en esta ocasión ha utilizado una canción y una imagen con la que responde a cualquiera que critique la diferencia de edad que existe entre ellos.

enrique ponce ana soria

Mientras que él tiene 48 años, ella 22, pero las más de dos décadas que les separan no ha sido un problema para ellos. Lo han demostrado con una imagen en la que Ana Soria y Enrique Ponce han formado un corazón con sus manos con el cielo como fondo y bajo la letra de una canción que firma Pol 3.14. Se trata del tema musical «Jóvenes eternamente» en el que figuran letras como: «A mí me gustaría que vivamos para siempre y que seamos jóvenes eternamente» o «Si tú quisieras vivir conmigo, para siempre. Entonces, tú serías diferente del resto de la gente. Si me siento derrotado, tú me haces más fuerte».

Canción que, por cierto, sonó en la boda de la influencer María Pombo y Pablo Castellanos, pues el novio llevó de sorpresa al enlace a este grupo que en tantas ocasiones los recién casados habían cantado sin miedo a quedarse afónicos. Hecho que demuestra que esta canción se ha convertido en la banda sonora de muchísimas relaciones sentimentales como ahora es el caso de Ana Soria y Enrique Ponce.

Ambos están viviendo una excelente relación, a pesar de las críticas que sobrevuelan sobre su historia de amor. Tratan de dar naturalidad a su unión y se dedican bonitas palabras en público, aunque el destino de los dos todavía es una incógnita que no han confirmado. Fue a comienzos de julio cuando después de la exclusiva de SEMANA Paloma Cuevas y Ponce confirmaron que se estaban separando. 

Tras 24 años casados y dos hijas en común, Paloma y Bianca, la pareja tomó la decisión de tomar caminos separados debido al desgaste de la relación. Tras varios días en el foco mediático y de rumores en los que se hablaba de varios posibles motivos de su ruptura, tomaron la decisión de emitir un comunicado para aclarar en qué punto se encontraban. Dicho comunicado, encabezado por el nombre de los protagonistas, don Enrique Ponce Martínez y doña Paloma Cuevas Díaz, decía lo siguiente: «Viendo la gran repercusión mediática que estamos teniendo en los últimos días, queremos manifestar que nos encontramos en trámites de separación de hecho«, comenzaba diciendo. Posteriormente hablan de lo complicado que ha sido tomar la decisión que les hace emprender caminos separados: «Ha sido una decisión muy meditada, tomada de mutuo acuerdo y desde el profundo cariño y respeto mutuo que nos tenemos y que hemos demostrado durante todo nuestro matrimonio. El único fin de hacerlo público es para proteger a nuestro entorno familiar y, en especial, a nuestras dos hijas menores de edad».

Varias semanas después un mensaje de Paloma Cuevas puso todas las miradas en ella. Después de que SEMANA revelara en exclusiva que el torero y su esposa habían iniciado los trámites de divorcio, la aparición en escena de Ana Soria, la joven de 22 años que ha conquistado el corazón del diestro, rompió la cordialidad entre ellos. Aseguran algunas fuentes de su entorno a este medio que entre Enrique y Paloma hay falta de entendimiento, ya que Cuevas está muy preocupada «por la continua exposición de Enrique con Ana». Por este motivo, cobraba mucho más sentido la imagen que ella misma publicó en sus redes sociales para definir la nueva etapa a la que se enfrenta tras romper sentimentalmente con el padre de sus dos hijas. «Cuando eres madre descubres nuevamente la vida a través de los ojos de tus hijos… Tu corazón se sincroniza con el de ellos y el horizonte se expande para dar cabida a tanto amor», escribió. Junto a estas palabras nombró al artífice de este retrato que tan aplaudido ha sido por sus seguidores, Jacinto Alcón, con quien charló SEMANA en exclusiva.

Paloma Cuevas se mostró muy agradecida con este artista que ha dibujado a infinidad de toreros, quien, además de haberle hecho un regalo tan especial en un momento tan trascendental para ella, puede presumir de tener una excelente relación con ella, pues son amigos desde la infancia. «La idea era hacer una foto, pero a ella le gustó el boceto y decidió subirlo. Me pareció bonito dibujarla mirando al horizonte junto a sus dos hijas. El mensaje era que debía de tirar para adelante, refleja su momento actual» , comentó Jacinto muy amablemente a esta revista. Su amistad es tan férrea debido a que los progenitores de ambos estaban vinculados de algún u otro modo a la tauromaquia. «Somos muy amigos. La conozco desde que tenía 14 años…Sus padres eran íntimos de los míos, trabajaban de lo mismo, en el mundo del toro», apuntó el talentoso pintor.

A pesar de que hay quien ha considerado que sus palabras eran un zasca hacia su ex, su amigo Jacinto dejó claro que en absoluto ese había sido el objetivo de esta reflexiva pieza. «No se lo he dado en persona, pero cuando lo recibió me dijo que le encantaba. Ella no quería responder a nadie…Ella quiere a sus hijas con locura y esto es un mensaje positivo», dijo este pintor extremeño a este medio.