La peluquera, que ha sido ingresada en el Hospital Puerta de Hierro tras sufrir un brote psicótico, sigue ingresada, pero se encuentra en buen estado.


Este miércoles, Raquel Mosquera ha tenido que ser ingresada en un centro hospitalario de Madrid tras sufrir un brote psicótico. La que fuera mujer de Pedro Carrasco se encuentra en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid después de vivir un complicado episodio en su domicilio. La noticia de su ingreso se produce una hora antes de la emisión del episodio 7 de ‘Rocío contar la verdad para seguir viva’, un documental que ha reabierto viejas heridas en el entorno de Rocío Carrasco y cuyas declaraciones han levantado ampollas en la peluquera.

Este miércoles, en SEMANA, Mosquera habla a corazón abierto del vaivén de emociones que ha vivido a raíz de la docuserie de Rocío. «Es indignante manchar la memoria de una persona fallecida, cuando no se puede defender», se ha lamentado. Esta revista también se ha puesto en contacto con su representante, Javier Álvarez, para conocer de primera mano cuál es su estado de salud. «Está bien, aunque sigue ingresada». Álvarez ha manifestado a esta publicación que los familiares de la estilista están muy pendientes de su ingreso.

Fue en la madrugada del 13 de abril, a las 0:10 horas, cuando Raquel Mosquera ingresó en ingresó después de sufrir un brote psicótico. Su pareja sentimental, Isi, estaba a su lado cuando sucedió. Y fue quien la acompañó al centro hospitalario. No fue fácil trasladarla, ya que había perdido la noción de la realidad y fue muy complicado convencerla para que se pusiese en manos de los médicos. Según ha revelado el diario ‘La Razón’, su pareja también tuvo que ser asistido en urgencias, pues sufrió una crisis de ansiedad tras dejar a Raquel en el área de psiquiatría.

© SEMANA.

No es la primera vez que Raquel Mosquera sufre un brote psicótico. La madrileña, que padece un trastorno bipolar desde el año 2006, ha tenido que ser ingresada en varias ocasiones debido a su dolencia. Su primer episodio tuvo lugar cinco años después de la muerte de Pedro Carrasco. Las primera imágenes de la peluquera hablando sola desde la habitación de la clínica López Ibor son recordadas aún.

En el año 2016 sufrió otra recaída y fue ingresada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Puerta de Hierro. Después vendrían otros dos brotes más. Raquel Mosquera lleva años siendo tratada y medicada por especialistas, aunque a veces ha llegado a perder el control cuando ha sufrido algún episodio de estrés.

Un brote psicótico es una ruptura de la realidad de forma temporal. Por lo general, durante este periodo de tiempo la persona que lo sufre no distingue si lo que le sucede es real o ficticio. En la mente de quien lo padece aparecen imágenes o pensamientos como si todo fuese auténtico. A veces estos pensamientos los conducen a pensar que quienes los rodean están en su contra. Incluso pueden llegar a sentir deseos de quitarse la vida, por lo que actuar de manera rápida en estos casos es de vital importancia. En esta ocasión, su marido reaccionó de manera inmediata y la trasladó al hospital en cuando encontró a alguien que se cuidara al cargo de sus dos hijos.