Lolita Flores no ha podido conciliar el sueño y ha tenido que recurrir a una «pastilla de relax», porque una noticia le ha perturbado, aunque sea algo positivo


Lolita Flores no ha pegado ojo. El sueño no ha logrado vencerla y es que su mente estaba acelerada tras la llegada de una importante noticia. Esta vez, el insomnio de la artista no ha sido provocado por la bronquitis o los fuertes dolores de espalda que le han obligado a bajarse de los escenarios y cancelar las funciones de la obra de teatro que ella misma producía e interpretaba. Tampoco por su deseo de ver triunfar a su hija, Elena Furiase, antes de que ella falte de este mundo, como dice que le sucedió a ella con su madre, Lola Flores. Esta vez, lo que le quita el sueño a Lolita Flores es algo positivo y es que acaba de anunciar que va a comenzar un nuevo proyecto profesional en el que ha depositado todas las ilusiones y del que todavía no puede decir nada, tan solo dar algunas pinceladas a modo de pistas.

Algo que le ha impedido conciliar el sueño a lo largo de toda la noche por culpa de la emoción que le provoca la llegada de esta buena nueva. Así lo anunciaba la propia cantante a sus seguidores a través de su cuenta de Instagram: “Buenas madrugadas, mañana, bueno ya hoy muy temprano me voy de viaje, a un viaje especial que no puedo decir, con un equipo maravilloso. Tengo que madrugar y estoy despierta. Creo que es la ilusión, ya os enteraréis. Os lo contaré cuando pueda”, comienza a deslizar la artista sin poder dar más detalles, aunque esté ansiosa de hacerlo.

Ante esta buena nueva que Lolita Flores se trae entre manos, Lolita Flores dice estar “feliz, con ilusión, esperanza y fe”, sentimientos que asegura que se llevará a su misterioso viaje “en mi maleta”. Aunque no habla del destino, sí que desvela que “serán pocos días, pero intensos”, lo que hace entrever que se trata de una buena noticia a nivel profesional: “Hasta ahí puedo contar”, se cierra en banda la cantante, que emplaza para más adelante la confesión, aunque adelanta que irá compartiendo detalles y fotos de su viaje según vayan dándole el visto bueno: “No depende solo de mi”.

Lolita Flores tiene insomnio y aunque no tiene mucho más que confesar, pues se lo han prohibido, continúa dando detalles que podrían hacer saltar la liebre, pero está tan ilusionada que es incapaz de disimularlo y parar: “Mi mirada lo dice ilusionada y aprendiendo a ser feliz con poco, es lo mejor, os lo aseguro. Las pequeñas cosas a veces son mejores, hay que dar las gracias por lo que se tiene, ya sea mucho o poco. Da igual dar las gracias al universo y dar con el corazón, el universo te lo devuelve. Quererse mucho e intentad por todos los medios que nadie os amargue la vida. Todo va y vuelve tarde o temprano, es una rueda, una noria sube y baja y en el medio a veces se entretiene y te alivia, de verdad os lo digo, sed agradecidos es de bien nacido”, aconseja a sus seguidores la artista, inquieta por lo que está por venir, pero también por un día de trabajo muy fructífero.

Lolita Flores nuevo trabajo
Foto: Instagram

Lolita reconoce que acaba de salir de un duro día de grabación de ‘Tu cara me suena’ y que la gala ha sido todo un éxito. Sin embargo, le ha perturbado el sueño y es que ha terminado el trabajo feliz por lo bien que se lo ha pasado, pero inquieta: “No sabéis cómo se duerme de bien, aunque sea tarde como hoy, pero acabo de terminar hace un rato ‘Tu cara me suena’ y me lo he pasado tan bien en esta gala que la adrenalina la tengo a tope. Ahora pastilla de relax y a soñar con cosas bonitas”, adelanta Lolita Flores, que además quiere tranquilizar a sus seguidores reconociendo que está mejor de sus problemas de salud: “Bastante mejor de la bronquitis y la espalda, gracias a los que se han interesado por mi salud y a los que no, también gracias por demostrarme que en realidad no os importaba absolutamente nada, que alivio saberlo por fin (…) ha sido una liberación para mí y espero que para vosotros también no tener que preguntar por alguien que no os interesa lo más mínimo”, desliza a modo de pullita. La cantante estaba parlanchina esta madrugada: “Adiós que me enrollo y no duermo”, se despide.