La excolaboradora de ‘Sálvame’ acaba de hacer una excepción y ha enseñado cómo ha quedado la cocina de su casa después de haber hecho una reforma.


Raquel Bollo es muy activa en las redes sociales, donde cuenta ya con más de 521.000 seguidores. Aunque desde hace unos años se ha decantado por mantener su vida personal en un discreto segundo plano, la excolaboradora de ‘Sálvame’ de vez en cuando nos sorprende con detalles de su día a día, ya alejado de la televisión.

La sevillana no es muy dada a mostrar publicaciones de su día a día, junto a su pareja, sus hijos o sus amigos. Raquel Bollo tampoco muestra los rincones de su casa y prefiere dedicar su perfil de Instagram a mostrar sus proyectos profesionales y algunos de los looks que elige cada día.

Sin embargo, acaba de hacer una excepción y ha abierto las puertas de su cocina después de que haya hecho una reforma. Ella misma mostraba orgullosa qué tipo de decoración había elegido y los muebles por los que se ha decantado. Papel pintado en una de las paredes, electrodomésticos de acero inoxidable, muebles y una isla en el centro de la cocina con sillas altas.

Raquel Bollo ha compartido cómo es su nueva cocina

© Redes sociales.

Una estancia que ha reformado con cuidado y estilo

© Redes sociales.

«Tenía ganas de ver mi cocina terminada y sólo faltaban estos taburetes que me acaban de llegar», escribe emocionada junto a las dos imágenes que ha hecho públicas de su cocina. Hasta ahora no habíamos visto cómo era esta estancia de la casa que Raquel Bollo comparte con su pareja, aunque sí otros rincones que sí ha decidido compartir con todos sus seguidores.

Aunque pueda parecer extraño, Raquel Bollo ha dejado ver algunas imágenes de la casa que comparte con su pareja. Una preciosa casa de 400 metros cuadrados que comparte con su pareja a Mariano Jorge Gutiérrez. Con ellos viven también el hijo menor de Raquel, Samuel, y una hija de su novio. La vivienda, situada en una exclusiva urbanización en la localidad sevillana de Bormujos, a apenas 11 kilómetros de la ciudad, es la casa de sus sueños.

Dio con ella en mayo de 2018 después de buscar mucho por las zonas más residenciales de la capital hispalense. Finalmente optó por un chalet en una urbanización privada con piscina y un frondoso jardín que suele mostrar en sus redes sociales. Nada más instalarse se volcó de lleno en su decoración. Raquel Bollo la ha puesto a su gusto, con muchos detalles de su personalidad en cada mueble y en cada objeto decorativo. El resultado es una residencia cálida, femenina, actual y muy acogedora. Son muchas las fotos que muestra de su casa en las redes sociales, lo que permite descubrir su buen gusto como decoradora.