Rafael Amargo ocho meses después de su detención ha retomado las riendas de su vida, tal y como nos cuenta alguien de su entorno a SEMANA.


Rafael Amargo querría borrar de su pasado su detención por presunta organización criminal y tráfico de drogas, pero no es posible. Han pasado ocho meses de aquel fatídico día para el bailaor, sin embargo, él todavía reclama que le devuelvan el pasaporte para poder trabajar en el extranjero. Mientras tanto el artista continúa inmerso en varios proyectos en España, contratos que le ayudan a no pensar en su situación judicial y a seguir adelante. Aunque públicamente él quita hierro al asunto, desde SEMANA nos hemos puesto en contacto con alguien muy cercano a él para saber cómo se encuentra realmente Rafael Amargo.

Su familia ha sido una pieza fundamental para que el bailaor recuperara las riendas de su vida y, sobre todo, para hacerle entender que tenía que romper relación con aquellos amigos que no le convenían. «Su familia ha sido una parte fundamental en este cambio. Sus padres, su entorno más cercano está haciendo piña con él. Ellos se han ocupado de que haya una purga importante de amistades porque todo ha sido muy salvaje…», dice a esta revista en exclusiva. Los que están a su lado mantienen su inocencia y están orgullosos de que haya sido capaz de sobreponerse tras un golpe tan fuerte a su vida.

Este testimonio exclusivo explica a SEMANA que Rafael Amargo era consciente de los cambios que debía de llevar a cabo y hasta ahora «está muy centrado». «Rafael se ha dado cuenta de que tenía que rehacer su vida y, de hecho, su pareja también ha tenido que ver en este proceso», comenta la misma fuente. A pesar de que hubo momentos en los que las fuerzas flaqueaban, tener a su gente con la cabeza fría ha ayudado a que tanto Rafael como Luciana tomen buenas decisiones. «Ella se siente segura y sobre todo con proyectos interesantes para los dos. Su familia después de todo les ha arropado a los dos. A veces sus padres discuten con él, pero son cosas completamente normales. Ha cambiado mucho todo en los últimos meses», añade.

 Rafael Amargo
Gtres

Tirar la toalla no ha sido una opción para Rafael Amargo y, de hecho, según ha podido saber SEMANA, su ánimo es muy bueno tanto en lo que se refiere a su trabajo como a su futuro judicial. Nos explican que está muy centrado y contento con las oportunidades laborales que van llamado a su puerta y que su única intención es la de seguir cumpliendo sobre los escenarios. «Tiene la moral muy subida e infinitas ganas de hacer cosas…Está teniendo varios bolos y, además, todos sus temas judiciales están muy bien encauzados», apunta alguien que le conoce muy bien. Sus problemas con la justicia podrían desaparecer, según le explica su abogado, que se muestra muy optimista con demostrar su inocencia en los tribunales. «Rafael tiene mucha esperanza de que todo pueda salir favorable a él. Él dice que es inocente y su letrado le dice que todo tiene que salir bien», cuenta alguien que no quiere revelar su identidad.

A pesar de ser detenido antes de estrenar ‘Yerma’ en el Teatro de La Latina, el artista pudo volver al proyecto al ser puesto en libertad. Pero ¿se le han caído muchos contratos al protagonizar un escándalo de este calibre? «Se le han caído algunos proyectos porque el escándalo fue muy grande, pero otros muchos contratos siguen adelante. Sobre todo, lo de personas que han trabajado con él…El silencio y no estar todos los días en la tele ha ayudado. Sabe que hay cosas que ya no saldrán, pero está positivo. No le falta trabajo», dice a SEMANA. Su arte le ha llevado a participar también en proyectos cinematográficos o en guiones en los que demostrar su talento, trabajos que ahora mismo están aparcados por la pandemia. Centrado ahora en ‘Flamenco de Salón’, Rafael Amargo dará todo de sí mismo en el Teatro Soho de Madrid hasta este sábado 28 de agosto.