Raquel Bollo hace mucho tiempo que decidió no seguir siendo colaboradora de ‘Sálvame’. La sevillana está centrada en sus proyectos profesionales, así como en su faceta como ‘influencer’, lo que le permite convertirse en imagen de numerosas firmas de moda y de productos de belleza. Muchos de sus productos los muestra a sus más de 503.000 seguidores para animar así a hacerse con ellos.

El hecho de que haya tomado la decisión de no acudir a los platós de televisión no implica que no esté al tanto de todo lo que ocurre en los programas de Mediaset. Parece que ha estado muy pendiente de todas las polémicas de ‘Supevivientes’, ya que parece tener muy claro quién quiere que gane la edición.

La colaboradora ha compartido en su perfil de Instagram un Stories que ha compartido precisamente Antonio David Flores, en el que se muestra algunos números al que hay que llamar para salvar a Rocío Flores. Raquel Bollo tiene una favorita y es la joven. Su concurso parece haber convencido a la colaboradora que anima a todos sus seguidores a salvar a Rocío Flores.

Raquel Bollo ha sido una de las muchas personas que se han animado a votar para que Rocío Flores continuara. La joven ha sido el gran descubrimiento de la edición y no ha dejado indiferente a nadie. De hecho, sus palabras y hechos han convencido a tantos que la joven ha conseguido llegar a la final.

La excolaboradora de ‘Sálvame’ ha estado muy pendiente del reality durante la cuarentena. Aunque empezó en el mes de febrero, el decreto del Estado de Alarma les cogía en Honduras. Las muertes y el número de contagiados no paró de crecer, lo que llevó a la dirección del programa a tomar la decisión de desvelar qué estaba ocurriendo en España. Aún así, el programa continuó, hasta que este miércoles todos los finalistas llegaban a la capital.

Por ahora habrá que esperar unos días para saber si el deseo de Raquel Bollo de que gane la edición Rocío Flores se ve cumplido. Mientras tanto, toca hacer campaña para ayudar a que sea así. La influencia que tiene ha sido utilizada para compartir los números de telefóno, algo por lo que su padre, Antonio David Flores, estará muy agradecido.

Una llegada a España accidentada

Unos meses después de que empezara el reality, los concursantes han vuelto a España para que en apenas unos días se celebre en el plató de ‘Supervivientes’ la final. Ana María Aldón, Rocío Flores, Barranco, Hugo Sierra y Jorge. Elena también ha ido en el vuelo que les ha traído de nuevo a España, pero ella se convirtió en la última expulsada.

Los concursantes han llegado a nuestro país con todas las medidas de seguridad. De hecho, todos llevaban su mascarrilla y guantes, con el fin de evitar los contagios. Además, con el fin de pasar desapercibidos (algo que por supuesto no ha ocurrido) llevaban una gorra puesta. La organización del programa les ha puesto unos cascos con música para evitar que escucharan las preguntas de los periodistas que se encontraban a la salida de las llegadas en el aeropuerto de Madrid.

El momento más llamativo lo ha protagonizado Ana María Aldón. La mujer de Ortega Cano, muy poco acostumbrada a la presencia de tantas cámaras de televisión, ha tratado de avanzar hasta el coche que los llevaría al hotel, pero se ha encontrado con muchos impedimentos.

La llegada de los concursantes ha causado sensación

Ana María Aldón se ha mostrado en todo momento muy agobiada y no pudo evitar llorar ante lo que estaba viviendo. Y es que la llegada de los concursantes es muy esperada. A esto se une que en todo momento había que respetar la distancia de seguridad de dos metros, algo que ha sido prácticamente imposible.

Ana María ha necesitado en todo momento la ayuda de algunos del equipo de ‘Supervivientes’ para llegar hasta la furgoneta. Gracias a ellos, que pedían tranquilidad a los medios de comunicación, Ana María Aldón ha podido llegar hasta la furgoneta con sus pertenencias.

Tras la mujer de Ortega Cano llegaban Rocío Flores, Jorge, Barranco y Hugo Sierra. Con los concursantes ha viajado Lara Álvarez, que en otras ediciones volvía sola. No han podido esperarles en esta ocasión su familia, que normalmente va a recibirla. Hay que recordar que esta situación es excepcional, ya que por la crisis del coronavirus han tenido que volver antes de tiempo y de manera apresurada.