Paloma Cuevas ha revelado en sus redes sociales cuál es el proyecto que la mantenía tan ocupada. Está muy ilusionada, ya que los fines son solidarios.


Mientras se vislumbra qué sucede con el divorcio de Paloma Cuevas y Enrique Ponce, pues el torero todavía no ha firmado el mismo, el camino de ambos continúa por separado. El diestro sigue centrado tanto en Ana Soria como en su recuperación tras la operación quirúrgica a la que se sometió hace algunos días y Paloma, por su parte, en su nuevo proyecto laboral. La propia Cuevas ha revelado en sus redes sociales de qué se trata, recibiendo aplausos poco después debido a la bonita iniciativa que ha aceptado. Y es que los tintes son plenamente solidarios, por lo que una vez más queda claro que va implícito en la cordobesa ayudar siempre que puede.

«Gracias @fundacionaladina por la confianza. Poder colaborar con vosotros es siempre un honor para mí. Pulseras solidarias. Gracias, comadre, por ser mi mejor maestra e inspiración para todo @cristina_yanes ¡Eternamente agradecida!, ha escrito Paloma Cuevas junto a una fotografía en la que, además de lucir su belleza, porta las bonitas pulseras que estarán a la venta. Una colección llamada ‘Arco iris’ cuyo objetivo es el de colaborar y ayudar a los niños con cáncer, por lo que ha diseñado 27 pulseras que rondan desde los 16 euros hasta los 110, amplio abanico de precios con el que consiguen ser accesible para casi todos los públicos.

Este proyecto la mantiene tremendamente ilusionada y, aunque ha querido llevarlo en secreto hasta que viera la luz, por fin Paloma Cuevas puede gritar al mundo qué es lo que la mantenía tan ocupada. La empresaria ha mostrado su faceta solidaria y ha aportado su granito de arena ayudando a diseñar pulseras que cualquiera puede adquirir si así lo desea, ya que desde este martes están a la venta. A pesar de que todavía se desconoce el impacto y la acogida que tendrá, ya han sido varios los comentarios que ha recibido en este post tanto por parte de rostros conocidos como de anónimos que aplauden la unión de esta conocida firma de joyas y Paloma Cuevas para colaborar con la Fundación Aladina. Ejemplo de ello, Paula Echevarría, Raquel Perera o Esther Doña, quienes le recuerdan que no solo es bonita por fuera, sino que mucho más lo es por dentro.