La joven ha compartido unas sabias palabras que se producen cuando su madre ha reconocido que no está preparada para un acercamiento.


Rocío Flores se ha convertido en una de las grandes protagonistas de la crónica social durante los últimos meses. El testimonio de su madre, Rocío Carrasco, la ha colocado en la primera línea de la actualidad. La joven está intentando mantenerse al margen cuando su progenitora continúa desgranando su verdad capítulo a capítulo. Siempre activa en redes, esta vez ha compartido una profunda y significativa reflexión en plena tormenta mediática. 

Instagram

«Llegamos sin nada y nos iremos con nada», comienza el ‘post’ que ha publicado en sus historias de Instagram donde reflexiona sobre la vida. Añade que lo único que nos llevaremos de este mundo será «lo vivido, lo compartido, lo amado, lo bailado, lo reído, lo disfrutado… Todo lo demás es prestado». Unas sabias palabras que cobran hoy más que nunca especial relevancia y se producen después de que su progenitora reconociese que no estaba preparada en este momento para mantener un acercamiento con esta con quien lleva nueve años sin hablarse.

Instagram

La mujer de Fidel Albiac hablaba de la siguiente forma de la inexistentes relación que mantiene con sus hijos: «A mí me ha arrancado de cuajo lo más importante que bajo mi punto de vista tiene una mujer que son sus hijos». Añadía que nadie podía devolverle todas esas cosas que no había disfrutado con ellos: «A mí no me devuelve nadie el ir a ver a mis hijos a una función de colegio, un beso de mi hija, muchas cosas». Una declaración en sintonía con la reciente reflexión de Rocío Flores.

El final de la docuserie

Tras dos meses en antena, la docuserie que ha marcado un antes y un después en el seno de la familia de la difunda Rocío Jurado, está a punto de terminarse. El próximo miércoles Telecinco emite el último capítulo -aunque todo apunta a que alargará el éxito con una segunda temporada-. Como colofón final, Rocío Carrasco hablará del paso por ‘Supervivientes’ de su hija donde en más de una ocasión terminó en lágrimas haciendo un llamamiento a su progenitora para una posible reconciliación. «Sé que no es real», afirmaba tajante al verla totalmente rota. 

© Telecinco.

En el adelanto que la cadena ha emitido sobre el documental, la protagonista argumenta así su reacción: «De repente cuando está aquí los siete años su madre es Olga y cuando se va a ‘Supervivientes’ su madre soy yo». Recordaba que Rocío Flores no se había preocupada por ella en los últimos años a pesar de que contaba con información de cómo se encontraba: «Yo no estoy culpabilizando a mi hija de ser como es, culpabilizo a ese que está ahí, a ese deshecho, a esa inmundicia de ser que es Antonio David Flores«. Nuevamente hablará sobre el padre de sus hijos reconociendo que cree que le ha llegado su hora.