Marta López está muy unida a su hermana, Rosa, que ahora ha roto su silencio para apoyar a la ‘influencer’ tras el último golpe que ha recibido en redes.


Marta López ha pasado unos días horribles. Su intensa actividad en las redes sociales no solo le permite contar con fans fieles que la apoyan cada día haga lo que haga o recibir ofertas de trabajo para promocionar ciertas marcas a través de las redes sociales. El hecho de ser tan activa y mostrar su vida personal en estas plataformas también hace que tenga que convivir con críticas muy duras.

Aunque normalmente intenta hacer oídos sordos, llega un momento en que no puede más y estalla. Esto es lo que le ocurría hace apenas unas horas, cuando expresaba que no alcanzaba a entender por qué hay quien se siente bien expresando su odio hacia ella en sus publicaciones. Día tras días recibe críticas por su físico, su forma de ser o sus actos, hecho que la limita en su vida hasta tal punto que «se le quita las ganas de ser cercana».

Ahora su hermana, Rosa López, con la que Marta está muy unida, ha roto su silencio y ha querido lanzar una lanza a favor de su hermana. Ha sido durante una ronda de preguntas y preguntas que ha hecho a través de su Instagram. «He visto las historias de tu hermana. ¿A ti te afecta mucho su fama?», le pregunta un seguidor.

«Todo el tema me da pena. Y no siento pena por ella, sino por toda esa gente infeliz que dedica su tiempo a tratar de que otras personas lo sean. Machacan a personas que, tan solo muestran su vidas por redes sociales, sin hacer daño a nadie ni tratando de ningunear o hundir a los demás», empieza diciendo. «Qué más da que una persona esté con otra, tenga 10 años más o 10 años menos? ¿Quién nos creemos para juzgar las decisiones de los demás? ¿En qué momento de nuestra vida nos otorgamos el derecho de meternos en vidas ajenas y hacer daño de manera gratuita (y anónima)?».

La hermana de Marta López habla de las críticas que ha recibido ella

Marta López
© Redes sociales.

Y concluye su discurso: «Me da pena ver tantas personas malas por redes sociales. Ese tipo de gente nunca obtendrá cosas buenas en sus vidas, porque recordad que atraemos lo que proyectamos. Cada uno que elija su camino», termina diciendo con el objetivo de que no se hagan ciertos juicios en las redes sociales, porque como muchos otros ‘influencers’ comentan, solo muestran una parte de sus vidas en estas plataformas.

Estalla y rompe a llorar por todas las críticas

«Me viene grande esto. Necesitas dejar constancia de ese odio (…) Me frustra que haya personas así. No me meto en comentarios para no responder porque tengo la mecha muy corta y decir cuatro cosas a todo el mundo. Voy a seguir borrando comentarios insultantes respecto a mi, mi familia o a mi pareja. Es simplemente humano», decía hace apenas unas horas la joven de 23 años.

«A veces te limita a hablar, se te quitan las ganas. Cada vez que haga algo se me critica todo. Se te quitan las ganas de ser cercana. No soy perfecta, tengo muchos más defectos que virtudes, pero no soy mala persona. No me merezco el linchamiento que me hacen, voy a seguir borrando actos, personas y cuentas que perjudiquen mi día a día. Lo que me suponga un malestar», explicaba Marta López totalmente rota.

Marta López
© Redes sociales.

De este modo, la pareja de Kiko Matamoros decía que no consentirá comentarios en su muro de Instagram, cuyo único objetivo sea hacer daño. Pero también ha querido agradecer todos los mensajes de cariño y apoyo: «Me quedo con los cientos de mensajes de gente que me sigue desde mis inicios independientemente de con quien esté, porque una persona vale por sí misma. Y los mensajes bonitos que me mandáis los que me conocéis por mi pareja y los amigos y la familia que tengo, que son maravillosos. Simplemente era una reflexión en voz alta de lo que a veces hay que soportar por el hecho de exponerse. Una cosa es opinar, otra es acosar, hacer sentir inferior y hacer a una persona dudar de sí mismo. Ojalá vuestro hijo o hija no se se sienta nunca así. Yo lucho siempre porque conmigo no lo consigáis. Gracias de nuevo», ha escrito Marta López.