Europa Press

La preocupación de Eugenia Martínez de Irujo por su hermano Cayetano

«Estaba con el ánimo bajo porque lleva once operaciones y no es ninguna broma», ha contado la duquesa de Montoro.

El estado de salud de Cayetano Martínez de Irujo ha tenido muy preocupada a su familia. Así lo ha confirmado Eugenia Martínez de Irujo durante su última comparecencia pública. La duquesa de Montoro atendía amablemente a la prensa durante los Premios Diversa que se han entregado en la capital y confirmaba que el aristócrata «ahora está mucho mejor».

Gtres

Ha reconocido que pasar de nuevo por el quirófano ha supuesto un auténtico mazazo para su hermano. Sobre todo en lo que concierne a lo anímico. «Estaba con el ánimo bajo porque lleva once operaciones y no es ninguna broma». Sin embargo, ya se recupera en casa arropado por los suyos. Su pareja, Bárbara Mirjan, está siendo un apoyo fundamental. La joven se dejó ver muy pendiente de él en todo momento cuando estaba ingresado en la Clínica La Luz.

El alta de Cayetano supuso una gran noticia, ya que según ha contado su hermana se la dieron mucho tiempo antes de lo previsto. Algo que la duquesa de Montoro ha comentado que le ha venido muy bien. «Físicamente, desde luego, se ha recuperado super bien. Anímicamente, que era lo que más nos preocupaba, está ya mucho mejor». 

Gtres

El conde de Salvatierra recibió el alta hospitalario el 23 de mayo tras permanecer once días ingresado por problemas intestinales. En los últimos años ha pasado en un total de once ocasiones por el quirófano por esta dolencia. En esta última ocasión ingresó creyendo que era una gastroenteritis, pero finalmente el diagnóstico coincidió con el de las anteriores veces.

Un tiempo de acontecimientos

Como consecuencia de su ingreso, Cayetano Martínez de Irujo no ha podido estar presente en los últimos grandes acontecimientos que se han celebrado en el seno de la Casa de Alba. Su sobrino, Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini, se dieron el «sí, quiero» el pasado 22 de mayo en el marco de una romántica boda que tuvo lugar en el madrileño palacio de Liria. Una semana más tarde, la familia volvía reunirse con motivo del bautizo de Rosario Fitz-James Palazuelo, la hija de los duques de Huéscar, Fernando Fitz-James Stuart y Solís y Sofía Palazuelo.

El bebé que está llamada a ser la futura duquesa de Alba recibió las aguas bautismales en la parroquia de San Román en Sevilla. La posterior celebración continuó en el palacio de Dueñas, la residencia predilecta de su bisabuela, doña Cayetana Fitz-James Stuart. La pareja de Cayetano Martínez de Irujo, Bárbara Mirjan, suplió su ausencia tanto en la reciente boda de su sobrino como en el posterior bautizo de la pequeña Rosario. Tras seis años de relación, la joven está totalmente integrada en la familia con la que mantiene una excelente y muy estrecha conexión.