La vida de Carla Barber ha dado un giro de 180 grados desde que le diagnosticara el Síndrome de Brugada. Ahora uno de sus sueños podrían verse en el aire


Carla Barber ha necesitado más de un mes para hacer pública la enfermedad que padece, el Síndrome de Brugada, por el cual tiene un 3 % de posibilidades cada año de morir por muerte súbita. No estaba preparada para verbalizar lo que le ocurre. Sobre todo teniendo en cuenta que posteriormente confesó que llevaba más de siete años sometiéndose a pruebas médicas y viviendo un calvario sin que le dieran el diagnóstico correcto. Ahora, y tras años de espera y varios chequeos, conoce qué le ocurre y el peligro que puede conllevar. La médico estética se muestra positiva ante esta noticia y aunque en su vida ha notado un notable cambio, intenta seguir, en la medida de lo posible, con normalidad. A pesar de esto, tiene otra gran preocupación que le da quebraderos de cabeza cada día: su sueño de ser madre.

Carla Barber podría transmitirle la enfermedad a su futuro bebé

Hace unas semanas, cuando ya conocía la enfermedad que padecía tomó otra decisión: la de congelar sus óvulos para ser madre cuando así lo desee. Un sueño al que le puede echar el freno. Y es que Carla Barber tiene que pararse a valorar el hecho de que su futuro hijo podría desarrollar esta enfermedad en un 50% de posibilidades. Tal y como aseguran desde el portal de Murcia Salud: «Está causado por alteraciones genéticas que pueden heredarse. El patrón de herencia es autosómico dominante, por lo que tanto hombres como mujeres lo pueden transmitir y heredar».

Las probabilidades de que esto pueda ocurrir es al 50%, por lo que Carla Barber podría plantearse el hecho de ser madre o no. Para ella estos siete años de pruebas médicas, de incertidumbre y de calvario no han sido fácil, por lo que podría plantearse la opción de que su hijo también tuviera que pasar por ahí. Aún así, y tras conocer su diagnóstico, tomó la decisión de congelar los óvulos por lo que podría tener claras las ideas. O tan solo, deja una puerta abierta para cuando tome la decisión.

Carle Barber
Redes sociales

Se ha sometido a un test genético para elegir embriones sanos

Carla Barber reveló que antes de someterse a la congelación de óvulos, se realizó un test genético para conocer la mutación del gen antes de dar este importante paso en la vida. Así lo reveló: «No congelo mis óvulos todavía, simplemente hemos hablado sobre ello al haberme diagnosticado la enfermedad cardíaca hace muy poco, esta se hereda en un 50 por ciento en mis hijos futuros. Estamos revisando primero cuál es la mutación en el gen y en el caso de que la encuentren hay que seleccionar los embriones sanos y realizamos fecundación in vitro. Para ello habría que congelar óvulos…», confesó por aquel entonces. Carla quiere dejar todo bien atado de cara a todos los posibles escenarios que se encuentre en un futuro y según los resultados y pruebas de ese test genético, tomar la decisión que ella crea oportuna.