Bárbara Rey se encuentra en Marbella, hasta donde se desplazó desde Totana, Murcia, para revisar las obras de su casa tras la cuarentena.


Bárbara Rey ha pasado la cuarentena en Totana, Murcia, pero después del fin del Estado de Alarma, decidía poner rumbo a Marbella, donde se encuentra ahora, y donde pasa la mayor parte del tiempo. La noticia del cierre de Totana -que vuelve a fase 1 por culpa del aumento de contagios por coronavirus- le coge por sorpresa y se muestra muy preocupada por lo ocurrido.

«Me acabo de enterar ahora mismo», desvela a SEMANA. «He pasado la cuarentena allí, pero cuando acabó el confinamiento yo me vine para Marbella, porque tenía mi casa en obras, que me la habían paralizado, y ya me he quedado aquí. Tenía que hacer muchas cosas aquí…», explica.

A pesar de que se encuentra actualmente en Marbella, Bárbara Rey cuenta a SEMANA que su intención era volver a Totana lo antes posible. Y es que allí tiene a gran parte de su familia. «Quería volver en dos o tres días porque me tenía que traer unas cosas de allí para acá, y entre otras cosas porque mis gatitos los tengo allí. Me los cuida mi familia y a una chica allí que pasa tiempo con ellos. No me los podía traer aquí con toda la casa en obras», declara..

«Mi pensamiento era ir la semana que entra y traérmelos, pero claro, al ver ahora que lo han cerrado…», dice sin saber qué hará ahora, ya que sus planes se han visto afectados con la vuelta de Totana a la fase 1, que prohíbe, entre otras cosas, la salida y entrada al municipio.

Bárbara se ha enterado de la noticia cuando una amiga se lo ha contado por teléfono: «Mi amiga me acaba de llamar y me lo ha contado. No tengo en mi casa de aquí instaladas las televisiones, entonces estoy que no me entero de nada. No he hablado para nada con mi familia de allí, ahora que me entero de esto, lógicamente voy a hablar con ellos», apunta.

Sin ser consciente de qué supone volver a la fase 1 de la desescalada, Bárbara piensa las consecuencias en conversación con SEMANA. Y lo hace muy afectada, sobre todo por todo lo que conlleva y del impacto económico negativo que tiene esta situación: «La fase 1 es otra vez como al principio, habrán cerrado los bares… La fase 1 tiene uno como un horario determinado para salir. Lo siento muchísimo…».

Feliz en Marbella

«Estoy tranquila, estoy en un sitio que da gusto… la obra me la han terminado, estoy más bien con arreglos y cosas, detalles… Así me ocupan el tiempo. No he tomado el sol, no he tenido tiempo. Yo paso mucho tiempo aquí y hace muy buen tiempo durante más tiempo. Ya tomo el sol menos tiempo por la piel», cuenta a SEMANA. «Todos estamos bien, gracias a Dios. Yo a mi tierra voy mucho, voy y vengo, y paso allí mucho tiempo. Gracias a Dios que el confinamiento me pilló allí, porque estuvo muy bien. Imagínate ahora… me da mucha pena por el pueblo, por la gente, por sus trabajos, los comercios», concluye con tristeza.

Una cuarentena en su tierra

Tal y como ella misma declaró a SEMANA durante la cuarentena, Bárbara pasó el confinamiento en Totana. No dudó en desvelar cómo estaba pasando estos días tan complicados para todos: «Dentro de lo que cabe lo estoy viviendo bien, porque mi familia y mi gente querida están bien», decía.

Ella misma explicaba que estaba sola, en compañía de sus gatitos, que ahora se encuentran en Totana, mientras ella hace los arreglos de su casa. Contó a SEMANA, además, sus planes para pasar esos días de la mejor manera: «Camino un poco por el piso. Además, tengo una cinta de orrer que no la utilizaba para nada y fíjate ahora lo bien que me viene. Cocino mucho, pero no me lo como todo para no engordar. Estoy aprovechando para colgarlo en mis redes sociales, y luego le llevo un plato a mi vecina».

Muy afectada por la situación

No pudo esconder su preocupación por el país: «Me dan ganas de llorar. Yo estoy en una región privilegiada (Murcia), porque los hospitales no están saturados, pero veo otras zonas como Madrid o Barcelona y se me encoge el corazón. Estoy sufriendo muchísimo. Me duele el dolor de mi país», decía hace apenas unos meses, cuando no era consciente de que Totana volvería a la fase 1 tras el Estado de Alarma.

«De esta vamos a salir, aunque nos va a costar mucho. Están en nuestras manos y no de quienes nos dirigen», decía como mensaje positivo.