Paz Padilla ha pasado unos días en Cádiz acompañada de su hija, Anna Ferrer, y su yerno, Iván Martín. Los tres han disfrutado de las playas gaditanas


Está siendo un año de lo más complicados para Paz Padilla. La humorista y actriz ha encontrado en su hija, Anna Ferrer Padilla, y el novio de esta, Iván Martín, el mejor apoyo durante este verano. La pareja de jóvenes no se separan ni un solo instante de Paz, que hace tan solo un mes que perdió al amor de su vida, Juan Vidal. Esta pérdida llegó tan solo unos meses después de que también falleciera su madre, Dolores, y justamente unos días después de la muerte de su marido, lo hizo su suegra. Sin lugar a dudas, golpe tras golpe, Paz Padilla intenta evadirse e intentar recuperar su vida y la normalidad, de la mejor manera posible.

Paz Padilla ha pasado unos días en la playa con su hija y su yerno

A pesar de ser un verano atípico para todos los españoles, aún más para Paz Padilla, ya que es el primer año que está sin su madre y sin su marido. La actriz, que durante estas semanas nos ha dado una lección de vida debido a su postura de positivismo, está pasando el verano en compañía de su hija y su yerno. De hecho, tenemos las imágenes de ellos disfrutando de una jornada playera en Cádiz, el refugio de Paz durante estas últimas semanas. En las fotografías que os ofrecemos podéis ver a los tres llegando a la playa y montando su sitio sobre la arena. La presentadora de televisión ha encontrado en la pareja de enamorados un apoyo fundamental para sobrellevar el luto. 

Desde el fallecimiento de su marido, son contadas las ocasiones que hemos podido saber el paradero de Paz Padilla gracias a su hija. Hemos conocido que la mayor parte del verano lo ha permanecido en Zahara de los Atunes, Cádiz – donde precisamente se despedía de su marido el lunes 20 de julio, rodeada de familiares y amigos-, también viajó unos días al norte de España. Paz pasó unos días de descanso exactamente en Cantabria, desde donde su hija compartía una imagen de ella misma de espaldas en el Mirador El Túnel. Tras este viaje de desconexión en el norte, regresó a Cádiz donde le hemos visto volver a sonreír gracias al apoyo de Iván y Anna. 

Paz Padilla anunció a finales de julio que dejaba durante un tiempo para recuperarse del dolor que sentía. «Ahora estoy de retiro, atravesando el desierto más duro de mi vida, donde solo veo piedras en el camino. Él me ayudará a encontrar mi destino. Soy un animal herido, pero avanzando», escribía junto a una imagen en la que la vemos sola paseando por una montana llena de piedras. Y eso es lo que ha hecho Paz, desconectar pero avanzando.