Paz Padilla y Anna Ferrer han visitado de la tienda Alejandro de Miguel y han aprovechado para echar un vistazo a los vestidos de novia


Después del fallecimiento de Antonio Juan Vidal, el marido de Paz Padilla, madre e hija se han convertido en inseparables. Ya lo dijo la propia Anna Ferrer que este verano han estado más unidas que nunca y que no han estado ni más de una semana sin verse. Paz y su hija hacen cientos de planes para aprovechar al máximo el tiempo, exprimen cada segundo que tienen y ahora lo han hecho con un plan de lo más divertido: irse de tiendas. Han aprovechado para acudir a la tienda de Alejandro de Miguel, ubicada en el exclusivo barrio de Salamanca en Madrid y con quien Paz tiene una excelente relación. Aprovechando que estaban en la tienda, han echado un vistazo a los vestidos de novia para Anna Ferrer. ¿Hay boda a la vista?

Paz Padilla quiere convertirse ya en abuela

Lo cierto es que ni mucho menos, pero Paz, en tono de broma, le ha metido prisa a su hija para que se case y le dé un nieto. La actriz y humorista ya quiere convertirse en abuela, aunque de momento no está en los planes de Anna, que sigue inmersa en sus proyectos profesionales. Aunque no será por falta de la persona indicada. Y es que Anna mantiene una relación con su novio Iván, a quien hemos visto muy unido también a Paz Padilla. El caso es que hemos visto como Anna coqueteaba con los vestidos de novia del diseñador y aunque aseguraba que no iba a casarse, le decían «nunca digas nunca».

Aunque puede que de momento no esté en los planes de la joven pasar por el altar, sí que sigue viviendo su amor con Iván, con quien ha pasado todo el verano. De hecho, él también ha sido un gran apoyo para Paz Padilla tras la muerte de su marido. Incluso en la primera aparición pública de la presentadora, ella piropeó a su yerno y le espetó «¿y lo bueno que está?». Además, el propio bien también ha compartido el orgullo que tiene por su novia y su suegra, por lo que han demostrado la excelente relación que tienen.

Quizás el hecho de que Paz anime a su hija a ver vestidos de novia, es una indirecta para su yerno. ¿Estarán planeando una pedida de mano? ¿Le habrá gustado algún diseño a la influencer? ¿Querrá dar este importante paso en los próximos años? Seguro que sería para un sueño ver a Paz Padilla ver a su hija vestida de blanco. Mientras tanto, siguen disfrutando de planes de madre e hija que nos encantan.