La cantante ha dado el último adiós a su padre, en Sevilla, acompañada de su madre, que estaba destrozada, y numerosos amigos y familiares.


Pastora Soler está pasando unos días muy duros tras la muerte de su padre. Durante la mañana del viernes, se ha celebrado el funeral del que ha sido el hombre más importante en la vida de la cantante. El último adiós ha tenido lugar en Coria del Río, Sevilla, y Pastora ha estado en todo momento acompañando a su madre, que estaba destrozada.

En la puerta de la iglesia donde ha tenido lugar el funeral, Pastora Soler no ha soltado a su madre, que se ha roto en varias ocasiones. La cantante ha preferido llevar gafas de sol en todo momento, pero en un momento dado ha mostrado su rostro -aunque con mascarilla-, donde podía verse sus ojos llorosos.

Pastora no podía evitar las lágrimas en el último adiós a su padre

© Gtres.

Están siendo unos días muy complicados para Pastora Soler y su familia. Pero lo cierto es que no han parado de recibir mensajes de cariño y apoyo por parte de familiares y amigos. Entre la cantidad de personas cercanas que se acercaron este pasado jueves al tanatorio no faltaron rostros conocidos, como Eva González y Vanesa Martín, que mantienen una relación de amistad con la cantante.

Después de haber estado un rato con Pastora, Eva y Vanesa abandonaron el tanatorio por separado, más o menos a la misma hora. Ambas se encontraron con la prensa y con rostro serio demostraban estar muy afectadas por el fallecimiento del padre de la cantante.

Con rostro serio, Eva González era preguntada por cómo se encontraba Pastora, a lo que la presentadora de televisión contestaba a Europa Press: «Hombre…», haciendo referencia a lo afectada que está su gran amiga. Después se despedía de la presa con un «venga, buenas tardes». Por su parte, Vanesa desvelaba cómo estaba siendo de duro este momento para Pastora: «Sí, aquí estamos para apoyar a Pastora, con los amigos. Muy difícil, la verdad», decía tras haber pasado un rato con la cantante a Europa Press.

© Gtres.

El marido de la cantante, Francis Viñolo, con el que Pastora tiene dos hijas, Estrella y Vega, se ha convertido en el apoyo más incondicional de su mujer y de su suegra. Se ha mantenido estos días en un discreto segundo plano, pero no ha dejado solas a dos personas tan importantes cuando estas están pasando un delicado momento.

Apenas unas horas después de anunciar la triste noticia, Pastora Soler no dudaba en mostrar lo afectada que estaba, pero aún así quiso atender a la prensa: «Sí, la verdad que sí, ha sido muy duro. Ha sido una enfermedad muy larga y bueno, un padre duele mucho. Es ley de vida, pero es muy doloroso», explicaba totalmente rota.

Su despedida

La cantante fue la encargada de compartir este pasado jueves la triste noticia a través de las redes sociales con un emotivo mensaje de despedida: «Buen viaje papá!! Siempre serás mi héroe!!! DEP», escribía junto a una bonita instantánea en la que aparece su padre y su madre, acompañados de la hija mayor de la cantante.

La cantante estaba muy unida a su padre, al que llamaba cariñosamente el hombre de su vida. José Francisco podría haber fallecido este 8 de octubre a los 77 años de edad después de haber luchado contra un cáncer durante los últimos 12 años. Él mismo habló sobre su enfermedad en el programa ‘Tu casa es la mía’ cuando la cantante fue protagonista en una de sus entregas.