Este sábado 11 de diciembre fallecía Manolo Santana. Su hija, Alba Santana, aterrizaba hace unas horas para despedirse de su progenitor


Está siendo el año más complicado para Alba Santana. El pasado mes de junio se despedía de su madre, Mila Ximénez, y este mes de diciembre ha sido su padre, Manolo Santana, quien perdía la vida. Fue este sábado 11 de diciembre cuando la leyenda del tenis fallecía  en su casa de Madrid tras una larga enfermedad. Este lunes, su hija, que vive en Ámsterdam, se trasladaba hasta la capital para despedirse de su padre, reviviendo los peores momentos de su vida cuando tuvo que despedirse también de su madre. Completamente abatida llegaba al aeropuerto y directamente ponía rumbo a la Caja Mágica, en Madrid, donde se ha instalado la capilla ardiente para dar el último adiós al mítico tenista.

La hija de Manolo Santana y Mila Ximénez ha llegado este lunes a Madrid para despedirse del tenista

Si bien es cierto que Alba no mantenía relación con su padre. Sin embargo, esto no es motivo para no estar pasando por un mal momento. De hecho, a su llegada ha aclarado que a pesar de no mantener comunicación con él está «muy mal y es muy difícil». Ha asegurado que a pesar de todo, le guardaba mucho cariño a su padre: «Si no, no estaría aquí o sea que por eso voy a despedirme». Puedes ver las primeras declaraciones de Alba Santana a continuación. No te lo pierdas y dale al play.

Vídeo: Europa Press

Aunque en un primer momento se encontraba completamente abatida sin encontrar palabras para describir como se siente por la pérdida de su padre tan solo unos meses después del fallecimiento de Mila, ya una vez en la capilla ardiente del tenista ha querido recordar de manera muy cariñosa a su padre. Sin embargo, está siendo un momento muy complicada para ella, que tal y como ha desvelado, todavía no se ha recuperado de la pérdida de Mila y ya se encuentra otra vez despidiéndose de su otro progenitor. «No me lo puedo creer. Adoraba a mi padre. Lo quería muchísimo (…) Lo mínimo que podía hacer era venir a despedirme de él en persona», ha comenzado diciendo visiblemente muy afectada.

«Era un hombre maravillo y un padre excepcional», dice Alba Santana

Alba Santana tan solo tiene buenas palabras para su padre y lo describe como «un hombre maravilloso y un padre excepcional. Yo tuve la suerte de poder vivir con él cuando ya tenía más tiempo para dedicarme y ya no estaba trabajando tanto». Y ha continuado diciendo: «Cuando pienso en él sonrío porque era un hombre cariñoso, un padre excepcional. Tanto mi madre como mi padre han sido padres maravillosos», ha continuado relatando. Puedes ver el vídeo íntegro en el siguiente vídeo. Dale al play.

Vídeo: Europa Press

Sin lugar a dudas, este 2021 será un año para olvidar para Alba Santana, que en tan solo unos meses de diferencia ha tenido que decir adiós a su madre y a su padre. Ahora, revive sus peores momentos de su vida y regresa a Madrid para dar el último adiós a su padre.