Los padres de Ana Soria no consiguen vender su casa de Almería. A pesar de que lleva un año a la venta en la página web de Idealista, desde hace dos días, ya no está disponible el anuncio de la venta de la misma. Pero esto no responde a que la han conseguido vender por fin después de un año de a la venta, ya que por ahora los padres de Ana no han conseguido encontrar un vendedor que le de lo que piden.

700.000 euros es la cantidad que todavía piden los padres de la novia de Enrique Ponce  por la casa familia, muy cerca de la playa. Lo único que ha ocurrido es que estos han cambiado de estrategia para conseguir vender su propiedad más rápido. Para ello, han confiado en una empresa almeriense para gestionar la venta y dejar la conocida plataforma de venta de casas.

Para conseguir un comprador rápidamente, los padres de Ana Soria han puesto la venta de su casa en manos de una empresa que ha empezado a buscar otras alternativas para que se ejecute la operación de la venta. De hecho, los anuncios de la casa se pueden ver ya con descripciones actualizadas y también con fotos nuevas del hogar, mucho más atractivas.

«A tan solo 150 metros de la playa y del Paseo Marítimo encontramos una de las mejores propiedades de la ciudad de Almería. Imagina poder disfrutar de la tranquilidad que te ofrece Ciudad Jardín, rodeado de todos los servicios necesarios y muy cerca del centro», describe el nuevo anuncio.

La familia Soria ha cambiado de empresa para vender su casa

casa-ana-soria-1
© Idealista.

Aunque han cambiado de empresa, Federico Soria y su esposa, Rosa Moreno, no están dispuestos a rebajar el precio de su casa familiar. De hecho, optan por otras estrategias antes de tener que venderla más barata de lo que ellos consideran que vale su hogar. A pesar de que hace un año pusieron a la venta este chalet situado en Ciudad Jartín-Tagarete por 700.000 euros, a día de hoy el precio que piden por ella es el mismo.

Los padres de Ana Soria publicaron su espectacular residencia en un conocido portal inmobiliario, en el que ahora ya no está, mostrando así cómo es la casa por dentro. La definían como una casa de ensueño, tanto que incluso preguntaban al posible comprador si alguna vez había soñado con vivir una casa con terreno, en una zona tranquila y, además, cerca del mar. El inmueble está dividido en tres plantas y tiene 4 habitaciones, dos baños y un aseo, gran capacidad de almacenaje y materiales de alta calidad, lo que la convierte en un lugar privilegiado, según sus propietarios. El dormitorio principal consta de vestidor y la casa consta de otros rincones como un enorme salón, una azotea desde la que incluso puedes ver el mar y un garaje, entre otros detalles.

Ana Soria ya no vive en esa casa

La joven se independizó con su pareja, Enrique Ponce, a un increíble ático. Se mudaron en 2020 a una zona nueva de Almería en la que cuentan con una enorme terraza que, además, cuenta con vistas al mar. A pesar de que es una incógnita el tiempo que permanecerán allí, todo apunta a que no tienen ninguna prisa por cambiar de domicilio de momento.