¡Hola, chicas y chicos! Comenzamos la semana royal de Letizia con su asistencia a una mesa redonda celebrada en el marco del congreso Save Food 2016, al que ha acudido este mediodía en calidad de Embajadora Especial de la FAO para la Nutrición, y que tiene como objetivo reducir el desperdicio y la pérdida de alimentos.

¿Qué deciros? Que así para empezar el lunes, que venimos un poco descolocados del fin de semana, la Reina no nos ha ofrecido nada nuevo ni demasiado llamativo, ni bien ni mal, algo simplemente correcto. Y visto mil veces. Un traje de chaqueta.

Letizia

Me parece a bote pronto que es nuevo, pero no sé si soy demasiado atrevida aventurándome a decirlo. No negaremos que se parece a otros muchos que cuelgan en su vestidor, pero detecto la novedad en el tejido, un jaspeado con un ligero destello brillante. ¿De Hugo Boss? Podría ser… Desde luego, tiene todas las trazas por corte y estilo.

Letizia

Lo que sí es de la firma alemana es el fino top azul claro que llevaba por debajo, uno de esos básicos que suele combinar con este tipo de trajes, y que también tiene en tono rosa palo. El resto del conjunto lo componen su cartera negra de Loewe, el modelo T Pouch (990 euros), que tiene desde 2015; y uno salones básicos de Magrit.

Letizia

En fin, todo muy oscuro, muy austero… Me doy cuenta de que el otro día expresé mis críticas por verla vestida tan de blanco en Barcelona. Y hoy por ir tan oscura… Habrá que encontrar un punto medio. Lo cierto es que Letizia ha iniciado el otoño en clave ejecutiva: mucho traje de chaqueta y pantalón con escaso o nulo riesgo, demasiado repetitivos para emocionarnos.

A las pruebas me remito…

Letizia
Letizia, el pasado 30 de noviembre, con un estilismo casi calcado al de hoy.

Letizia

El penúltimo punto a comentar son sus pendientes, que son otros viejos conocidos: el modelo Ameba de Coolook, realizados en cuarzo azul tallado, con los que completaba la escasa paleta de color del look.

Por último, el pelo. Aún no había dicho nada al respecto, y hoy, a falta de pan…, voy a culminar el post dedicándole unas líneas a su melena. Aparte de que parece que la Reina se reafirma en dejársela larga, veo que hay un ligero oscurecimiento del color y mucho brillo. Esta mañana llevaba el pelo muy lisito, muy pulido, aparentaba estar muy saneado. Quizás su peluquera le ha aplicado un tratamiento postverano de hidratación, que nos vendría tan bien a todassssss…

Poco más, nos reencontraremos el miércoles con más novedades. Por ahora, estoy deseando leeros. ¡Hasta pronto!

Letizia
La próxima vez nos veremos en el palacio de El Pardo, donde los Reyes recibirán en audiencia a los deportistas paralímpicos españoles de los Juegos de Río. Mientras tanto, os dejo con esta sonrisa de Letizia… ¡Abrazos!