«No me lo creo», dice la colaboradora sobre los comentarios que ha hecho el torero acerca de su excelente vida sexual con su mujer.


A principios de abril, Jesulín de Ubrique compartía con la audiencia de TVE nuevos detalles sobre su vida íntima con María José Campanario. En su entrevista con Mónica Naranjo en ‘Dos parejas y un destino’, el gaditano revelaba lo bien que marcha su relación con su pareja en el lecho conyugal. «Mi mujer me pone como una moto, van pasando las etapas de los años pero yo lo disfruto al máximo nivel, yo me entrego», contaba. Sus declaraciones no han causado indiferencia alguna en Belén Esteban, que se ha pronunciado sobre sus íntimas confesiones en ‘Sálvame’.

«Me parece muy bien que sean un matrimonio de bien»

La colaboradora tiene una clara opinión sobre las confesiones del padre de su hija Andrea: «No me lo creo. Si es así, me alegro y si es así, me da igual. Me parece muy bien y yo me alegro que sean un matrimonio de bien, pero hombre…», ha comentado desde su sillón en el espacio vespertino de Telecinco.

Aunque la de Paracuellos del Jarama ha anunciado en más de una ocasión que no desea hablar sobre su expareja, en esta ocasión le ha resultado inevitable manifestar lo que piensa: «Me alegro de que sean activos en las redes y que sean un matrimonio feliz. Lo digo de corazón».

TVE

En su última entrevista en televisión, el de Ubrique ha dejado claro que la pasión no ha dejado de existir en su relación con la odontóloga. Se conocieron en los 90 y se casaron en el año 2002, pero los años no han mermado ni un ápice la chispa sexual entre ellos. Están más enamorados que nunca. Y forman una familia unida e ilusionada, con dos hijos en común. «He estado con ella en los dos embarazos, en el parto… es algo estupendo, es una de las cosas que no se te olvidan en la vida, poder ver el nacimiento de tu hijo es la hostia, es lo máximo», relataba el matador en La1.

«Me alegro de todo lo bueno que le pase»

La ‘princesa del pueblo’ parece encantada con tanto derroche de felicidad. Por eso ha compartido con la audiencia que le complace la dicha de Jesulín. «Me alegro de todo lo bueno que pase, de verdad», ha zanjado.

© Montaje SEMANA.

De lo que Belén no ha querido decir ni ‘mu’ es de su reciente polémica con María José Campanario. Fue el pasado enero cuando la mujer de Jesulín cargaba con dureza contra la colaboradora en una durísima carta llena de ataques hecha pública en sus redes sociales. En ella la calificaba como «triste infeliz» o «princesita barata» y la acusaba de llevar dos décadas ganándose la vida a costa de desvelar su vida con el andaluz.

La durísima carta llena de acusaciones de Campanario a Belén Esteban

«Soy yo la que llevo 20 años con Jesús Janeiro Bazán… no año y medio como tú, sin casarte. Que me descojono cuando te llaman ‘exmujer de’, en el que pasaste más tiempo en Madrid que con mi marido, aunque hayas aprovechado que solo se tira de hemeroteca a tu conveniencia. Aunque hayas dicho ‘yo estuve 5 años’, luego estuviste ‘7’ y luego ’10’… hasta parecía que nos acompañabas en mi matrimonio, en el que tú nunca tuviste y te seguirá comiendo de por vida. Y lo sabes», decía la de Barcelona. «Benditos palmeros tienes. No me hagas descender a tu nivel, porque saldrías perdiendo tu asqueroso trono. Deberías dar gracias. Sobre todo por mi silencio. El que yo sí cuidé por alguien especial. A quien tú utilizaste. Hasta que te dieron miedo las demandas. Porque el día que yo hablase, hundiría en la puta miseria a más de uno y una. A ti la primera, créeme, no estoy sola«.

En su misiva, Campanario no dejaba títere con cabeza. También lanzaba pullas contra Miguel Marcos, marido de Belén. «Pobrecito tu ‘Migue’, que sigue comiendo de las mierdas que intentas hacer creer que son verdad», escribía. Tan fuertes resultaron sus comentarios que la madrileña amenazó con resolver el asunto en los tribunales. Esto provocó un silencio de manera inmediata por ambas partes que se ha mantenido hasta el momento.