La tertuliana ha mostrado su preocupación a través de las redes sociales: «De nuevo toca coger impulso para derribar otro obstáculo».


Mostrándose siempre como una mujer de lo más optimista, Tamara Gorro ha pasado por unas difíciles semanas debido al positivo por coronavirus de su marido, Ezequiel Garay, y la muerte de uno de los miembros de su familia virtual. Aunque parecía que la vida le sonreía después de reencontrarse con sus pequeños, lo cierto es que la influencer ha recibido un nuevo varapalo: su abuela ha tenido que ser hospitalizada de urgencia.

“Pues sí, odio el 2020 con todas mis putas ganas. Perdón por la expresión, pero es lo que siento. Ayer estábamos pasando una gran tarde con amigos, buen ambiente… Bueno, espectacular. Y, de repente, cuando parece que todo está terminando y te vas a casa con esa buena energía, te llaman y mi Yaya está ingresada en el hospital. Toda esa alegría y esa felicidad se van a la mierda en un segundo, que a muchos os habrá pasado. Que horror. A priori no es por la Covid pero le van a hacer la prueba igualmente”, explicaba la televisiva a través de sus redes sociales visiblemente afectada.

“Estoy viviendo en una incertidumbre. No sabíamos nada de ella y como le pasa a todo el mundo: no te dejan pasar, no sabes nada, ella no tenía el móvil”, ha relatado y ha aseverado que finalmente consiguieron que le hicieran llegar su teléfono para poder ponerse en contacto con ella.

Tamara Gorro, preocupada por su abuela

A pesar de que Tamara Gorro no está pasando por un buen momento, ha sacado fuerzas para dedicarle unas tiernas palabras a su abuela. «De nuevo toca coger impulso para derribar otro obstáculo«, ha comenzado. «Esta vez, ese ingrediente imprescindible del que tanto hablo se salió del cóctel, la salud. Pero quedan otros muchos que harán que todo vuelva a la coctelera de la felicidad: Unión, amor, fuerza y ganas», anima.

De la misma forma, Tamara Gorro insiste en que, a pesar de que no van a poder estar las veinticuatro horas a su lado, va a estar bien rodeada y acompañada por el personal sanitario: «Cuentas con algo mágico, ellos harán que todo termine pronto mi amor…». Además, también ha querido tener unas palabras para su abuelo y ha insistido en que pronto estarán de nuevo peleando por ver qué ponen en la televisión. «Mientras tanto, tienes a dos pedazo de mujeres cuidándote. No lo voy a negar, estoy triste, pero por desgracia es lo que nos ha tocado vivir en este momento, al igual que otras muchas personas… pero vamos hacer eso que tanto nos gusta y funciona, no perdamos la sonrisa. Os amo con toda mi alma, sois mi vida entera y mi único deseo es abrazaros.
#mamamolona #osamo#aportodasyaya #?», finaliza.

Tamara Gorro ha hecho hincapié en que está «tristona» pero que tiene que sacar fuerzas para hacer que sus hijos no noten lo que está pasando y que tiene que pensar en qué hacer para que sonrían. Así mismo lo explicó a través de sus redes sociales y no dudó en comentar que no para de hablar con su abuela vía WhatsApp.

Estaba deseando reencontrarse con sus abuelos

Después de protagonizar un emotivo reencuentro el pasado 9 de mayo, la tertuliana expresaba su deseo por volver a ver a sus abuelos y reconocía el miedo que sentía por ellos y por la situación que estaba atravesando el país. «Ese momento llegará, mientras tanto sigo dando gracias por tenerlos con salud», comentaba por entonces.

Además, la colaboradora de ‘Espejo Público’ se ha convertido en una de las personas que mas hincapié ha hecho en conciencia a la población de la importancia de seguir y cumplir con las medidas impuestas por las autoridades sanitarias. «¿De verdad todavía hay personas que no son conscientes de esta situación? Yo llevo sin ver a mis hijos dos semanas y probablemente me quede mucho tiempo sin verlos. Podría cometer la locura de coger el coche e irme con ellos directamente a Madrid. Y no lo voy hacer. Porque el que yo salga implica que a lo mejor alguien muera. Por mi irresponsabilidad. Hay gente que está muriendo su familia y no puede despedirse de ellos. Yo hablo con mis abuelos todos los días y le entran tos y me da pánico. Tengo miedo. Miedo de que se tengan que ir a un hospital y que yo no puedo acompañarles. Seamos conscientes joder», afirmaba en una de sus publicaciones de sus redes sociales.