Esta tarde se celebra el último adiós a Álex Casademunt tras su muerte a causa de un accidente de tráfico. Su novia, su familia y sus compañeros están rotos


Esta tarde es un día triste para el mundo de la música y para todos los españoles, que se despiden de Álex Casademunt que falleció este martes a los 39 años de edad a causa de un accidente de tráfico. Su novia, sus familiares y sus compañeros de ‘Operación Triunfo’ han acudido al tanatorio de Mataró para darle el último adiós. Un momento lleno de dolor donde los familiares y amigos del fallecidos han hecho piña. Una de las primeras en llegar ha sido Judit, su novia, y con la que tenía muchos planes por delante. De hecho, este mismo miércoles tenían planeado firmar el contrato de su nueva empresa de calcetines. Una pareja que tenía muchos sueños por delante que finalmente no han podido cumplir por culpa de un accidente de tráfico que le ha robado la vida al extriunfito.

Su novia Judit le esperaba en la noche del martes con la hija del artista, Bruna, fruto de una anterior relación. Pero finalmente este no llegó y nadie se imaginaba el trágico desenlace. Este jueves, la joven barcelonesa llegaba al tanatorio de Mataró para despedir al amor de su vida y lo hacía completamente destrozada y rodeada de seres queridos. Un momento de dolor.

Vídeo: Europa Press

Un día muy triste para los amigos y familiares de Álex Casademunt

De las primeras en llegar también al tanatorio ha sido Laia, la que fuera mujer del artista y madre de la única hija de Álex. Una preciosa niña de tres años que se llama Bruna. Esta pequeña fue el verdadero amor del extriunfito y son muchas las ocasiones en las que le ha declarado su amor a los cuatro vientos a través de las redes sociales. Álex y Laia siempre han mantenido una relación muy cordial por el bien de su hija. Este miércoles, arropada por unas amigas, era de las primeras en llegar y abrazarse a la familia de Álex Casademunt, completamente destrozada.

© Gtres

Este jueves, era Judit la que llegaba con la ayuda de los suyos para darle el último adiós a su novio, con quien vivía desde hace un tiempo. A su llegada, Judit se ha abrazado a la familia de Álex Casademunt, todavía sin creer lo que ha ocurrido y que ha destrozado a todo una familia. Y a todo un país. A la llegada al tanatorio de los hermanos y la madre de Álex Casademunt, se han roto al ver el cariño de los medios de comunicación y de todo el pueblo que se ha volcado con la familia del triunfito. Un jueves en la tarde repleto de dolor y angustia. Tras la misa funeral, su cuerpo será incinerado por expreso deseo de la familia.

Vídeo: Europa Press