Kiko Rivera le pidió a su madre, Isabel Pantoja, vender Cantora para que ambos se quitaran todas las deudas pendientes. ¿Por qué la tonadillera no quiere?


La guerra mediática entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera sigue presente. Uno de los motivos que les ha llevado a que su relación de madre e hijo penda de un hilo serían los problemas económicos a los que ambos se han enfrentado en los últimos años. De hecho, de todos es conocidos que ambos se habrían visto envueltos en problemas con Hacienda y que sus propiedades han estado embargadas por el fisco debido a la deuda millonaria que tenían. De hecho, durante esos años, Kiko le hizo una petición muy importante a su madre: la de vender Cantora, el refugio de Isabel y su vida. En su momento, el testamento de Paquirri dividió de esta manera: un 49 % para Kiko Rivera y el 51% es de su madre. Esa disposición de la herencia, provoca que el músico no pueda vender la propiedad, por lo que debe llegar a un acuerdo con su madre si quiere que se ponga en venta.

A pesar de que a Kiko le pertenece la mitad de la conocida finca, él nunca le habría pedido parte de la herencia a su madre, pero sí que le dio la opción de venderla para que ambos eliminaran sus deudas pendientes. Pero la respuesta de la tonadillera siempre ha sido negativa. Isabel Pantoja no ha querido vender Cantora. Ni en los momentos más complicados de su vida, cuando tenía el «agua hasta el cuello» quiso deshacerse de ella. ¿Por qué? ¿Cuál es el verdadero motivo? ¿Qué es lo que le une tanto a la famosa finca de Cantora?

© Telecinco

Isabel Pantoja no quiere que su madre salga de Pantoja

En la finca Cantora, situada en Medina Sidonia (Cádiz), actualmente vive la tonadillera junto a su madre, doña Ana. Una casa llena de recuerdos de la que Isabel Pantoja no quiere deshacerse. Uno de los motivos de más peso sería el delicado estado de salud de su madre, Doña Ana, que vive junto a la tonadillera en este lugar tan emblemático en la vida de ella. Para Isabel, actualmente su madre es su gran prioridad debido a su edad y el delicado estado de salud en el que se encuentra. De hecho, está volcado en el cuidado de su progenitora.

Así lo ha contado Chabelita Pantoja en ‘El programa de AR’:  «Ella está muy mal, no quiere hablar con nadie. No duerme, no descansa porque está cuidando a mi abuela», declara Chabelita sobre el momento por el que pasa su madre». Incluso la menor del clan Pantoja asegura que Pantoja no está dispuesta a dar el brazo a torcer de vender Cantora para saldar ni sus deudas ni las de su hijo: «Mi madre no está dispuesta a vender Cantora, no es el momento, mi abuela está mal».