Este lunes, Pablo Alborán ha ido a divertirse a ‘El Hormiguero’. Allí ha hablado de su nuevo disco, ‘Vértigo’, así como de anécdotas diversas relacionadas con su vida personal y profesional. Una de ellas es su mal trago con la policía de Miami. Un tema que por el que le ha preguntado Pablo Motos: «¿Por qué no cuentas por qué te ha fichado la policía de Miami?».

«Falsificaron dos permisos de conducir americanos con mi cara»

El malagueño ha contado con mucho sentido del humor su particular encuentro con las autoridades de la ciudad del estado de Florida. «Voy a México a pasar la cuarentena para poder hacer un programa de televisión en Miami. Llego al aeropuerto después de dos semanas guardando cuarentena encerrado en la habitación de un hotel me dicen que me detienen, que no me dejan entrar en Miami. Y yo, iluso de mí, le sigo: ‘Pero que me he hecho los PCR, pinchadme el dedo!’, explicaba.

«Me dicen que me detienen y no me explican por qué. Me encierran en un cuartillo muy conocido en el aeropuerto de Miami cuando hay alguna irregularidad con tu pasaporte o tal», añadía Alborán. «Me falsificaron dos permisos de conducir americanos con mi cara, con otro nombre. El escáner visual te escanea la cara y dice que tu cara coincide con la de los carnets».

Pablo Alborán

El andaluz ha detallado que, por suerte, su episodio con la policía no acabó de la peor manera. «Imagina yo allí diciendo: ese no soy yo. No me pusieron esposas ni nada. Yo les dije: vengo a hacer un programa. Sabes que no es verdad’. El policía me dijo que sabía que no era verdad, pero «tienes que hablar con los abogados». Me dejaron salir, canté. Y cuando volví a pasar por el aeropuerto el tío me felicitó, pero yo le dije: quítame eso de ahí. ¡La próxima vez que vaya a Miami me cambio la cara!», concluía.

portada-pablo-alboran

Pablo Alborán ha contado otra anécdota que no tiene que ver con los aeropuertos, pero sí con los aviones. Ha contado que suele pasarlo mal al volar, ya que tiende querer controlarlo todo, y que «la falta de control es algo que trabajo siempre». Así, ha confesado que “cuando te subes en un avión… Nos pasa a todos. Hay un momento en el que en el avión o desconectas o te vuelves loco”.

El cantante ha relatado que está muy orgulloso de haber sido capaz de superar este tipo de inquietudes porque “al final he acabado relajado en más de un vuelo incluso con turbulencias. He acabado riendo, mirando las nubes, el cielo”. Durante un vuelo vivió un momento especialmente angustioso. Viajaba con su madre cuando la nave empezó a moverse al pasar por una zona de turbulencias. Tanto se movía el avión que su madre le dijo: “Si nos tenemos que morir, nos morimos juntos”. Él reaccionó mirándola diciéndole de manera tajante: “¡No mamá!».

pablo-alboran-destacada

En su entrevista con Pablo Motos, Pablo Alborán ha recordado otras anécdotas curiosas. Como las dos veces que se ha inundado su casa. Algo que, curiosamente, reflejan de manera casi «premonitoria» las imágenes de su último trabajo musical, donde aparece en medio de una inundación. «Es para llamar a la bruja Lola, es muy fuerte», bromeaba. «Una vez conté que se me había inundado la casa. Un día me levanté y me encontré con la casa inundada. El día antes de hacer la sesión de fotos de esto se me vuelve a inundar la casa. Justo el día antes de grabar un videoclip se me llena la casa de agua hasta los tobillos».

El próximo 9 de diciembre, Alborán presentará «en streaming gratuito» las canciones de su disco. Se trata de «un homenaje muy especial a la gente que ha estado pendiente de la música» desde que estalló la pandemia del coronavirus. A través de esta actuación en directo a través de las plataformas digitales y en las redes sociales quiere hacer un regalo muy especial a sus fans: «Es nuestra manera de abrazar a la gente que nos apoya». Su álbum sale a la luz a la venta el 11 de diciembre.