María Patiño se ha vuelto a derrumbar al hablar sobre el momento anímico que está viviendo y se ha confesado sobre ello en ‘Sálvame’.


María Patiño no está viviendo su mejor momento. La periodista desde hace unos días se muestra frágil y no tiene reparo alguno en reconocer que está viviendo una etapa en la que está ante todo vulnerable. Así lo refleja que este mismo miércoles la colaboradora de ‘Sálvame‘ llegara a decir que no tenía ganas de ir al trabajo, una confesión que preocupó mucho a los presentes. «El trabajo siempre ha sido mi tabla de salvación. Esta mañana me levanté y no quería venir a trabajar«, espetó emocionada. Ese instante sirvió para que la también presentadora de ‘Socialité’ se abriera en canal y explicara momentos de su vida que eran completamente desconocidos para la audiencia.

Y es que en el pasado se enfrentó a una situación que le hizo replantearse sus prioridades y por las que tiene un miedo atroz a perder su trabajo. «Hace muchos años pedí dinero a mis padres. Me independicé muy pronto, estaba trabajando en la agencia. Era muy joven y me quedo embarazada. Tengo mucho orgullo y mucho amor propio. Compartía piso con una compañera de agencia y tuve que cambiarme para irme vivir sola y acoplar una vivienda para lo que venía en camino. Vi que no llegaba a fin de mes y le pedí dinero a mi padre. Él nunca me lo dijo, pero mi padre pidió un préstamo. Era militar y ama de casa. Era un hombre con un suelo normal. Aquello me marcó tantísimo que juré nunca más volver a pedir dinero», explicó en el programa vespertino de Telecinco. 

María Patiño
Telecinco

Por ese motivo, María Patiño no se plantea pedir dinero a nadie, menos aún desde que sus padres no están. Esa ausencia le ha llevado a intentar ser todo lo ahorrativa posible, evitando así que si algún día se queda en paro sufra una complicada situación económica. «Como yo no tengo de quién tirar porque mis padres ya no están, y tengo esa obsesión… He sido muy hormiguita por si esto se termina mañana puedo tengo planteado que a un año vista pueda pagar el colegio, la hipoteca, el agua, la luz y la comida, para no depender de nadie. No me da vergüenza pedir, me da mucha tristeza por parte de mi padre». Jorge Javier Vázquez comentó: «Es una profesión en la que hay muchísima inseguridad, hay mucha necesidad de gustar, de que te sigan llamando… eso provoca mucha inquietud».

Todos suscribían sus palabras. A pesar de que los sueldos en televisión suelen ser altos, nadie te asegura por cuantos años puedes estar delante de la pequeña pantalla, lo que crea en todos ellos mucha incertidumbre. Ella por el momento continúa al frente de ‘Socialité‘ y colaborando de manera habitual en ‘Sálvame’, lo que sin duda le hace llegar a fin de mes de manera holgada.