«Mirar a los ojos sin parar. Y escuchar. Tienes que desconcertar a la persona que tienes delante. Tienes que hacer que se sienta a gusto». Son los consejos que le ha dado Mercedes Milá a Joaquín Sánchez nada más empezar su encuentro en la pequeña pantalla. La veterana periodista se ha entrevistado con el exjugador del Betis en su programa, ‘Joaquín, el novato‘. «Si tú le haces sentir tranquilo y que está cobijado, esa persona hablará. Si le presionas desde el minuto uno, no». Quizás porque ella misma se ha sentido tranquila y cobijada con el sevillano se ha sincerado y ha hablado del amor de su vida: José Sámano, al que nombra como su «marido», aunque nunca llegaron a casarse.

Mercedes Milá Joaquín
Antena 3

«Quería ser político, fui periodista por casualidad. Hice la carrera en el 71 y ese año vivía Franco y no había Facultad de Periodismo en Barcelona. Una vez que me puse a preguntar, que fue muy pronto, me enganché al periodismo como una lapa. Y hasta hoy. Empecé con 22 años a hacer informativos como becaria. En mi primer programa de televisión tenía 26 años. Fue el año que me enamore de José. Fue mi pareja durante 20 años y por desgracia murió el año pasado. Era el director de mis programas. Era productor de cine, teatro y televisión«, ha contado la comunicadora.

«Era muy generoso», recuerda Mercedes Milá de José Sámano

«Yo a todo el mundo se lo digo: ‘No trabajes con tu pareja, con tu marido o mujer’… Él hacía sus películas y sus teatros y yo mis programas en Barcelona. Hasta que él vino a ayudarme. Era muy generoso en eso«, añadía. La presentadora ha contado que la relación empezó a fallar cando empezaron las riñas. «Discutíamos por las cosas de la vida de todos los días. En lo que antes no teníamos problemas, de pronto se hace un mundo y te sientes muy lejos. Te sientes como que esa persona con la que has estado viviendo y mirando al mismo lugar, de pronto te hacen así los ojos y dejas de.. Y eso es agotador».

Mercedes Milá Joaquín (1)
Antena 3

«Él se casó enseguida cuando nos separamos. Sorprendentemente, se casó enseguida. Y yo me enamoré también enseguida. Nos fuimos cada uno para un lado», continuaba. «Él murió el año pasado. Para mí fue un golpe muy duro porque realmente fue el hombre de mi vida. Luego tuve una relación pasional maravillosa, pero que duró cuatro años. Lo pasé fatal cuando acabó, pero Carlos no era el hombre de mi vida. En cambio, José sí. Cuando murió, qué ‘pechá’ de llorar me llevé. Sufrí mucho con su muerte. De hecho, hablo con él todos los días», ha revelado. «Hablo con él en mis meditaciones siempre tengo la posibilidad de dirigirme a alguien. Antes me dirigía a Shakespeare y ahora a él».

«Me ponía los pies en el suelo», narra la periodista

Mercedes Milá y José Sámano estuvieron juntos desde mediados de los años 70 hasta 1997. Pese a su separación, el productor, que también salió con Massiel, siguió siendo una persona muy importante para ella. En octubre de 2019, unos meses después de la muerte de Mercedes Mencos, su madre, Sámano perdió la vida. Al conocer la noticia de su muerte, ella se vino abajo. Porque fue el hombre al que más amó: «Me ponía los pies en el suelo. La primera vez que me vio firmar un autógrafo, al terminar, me dijo: ‘Esto que ha pasado no tiene ninguna importancia. Jamás le des importancia a esto».

Mercedes Milá
© Gtres.

Ya después de la ruptura con Sámano, Milá estuvo una larga temporada en dique seco: «Estuve cuatro años sin trabajo, que si no es por mi marido entre comillas, que me alimentaba y me pagaba el piso… Eso lo tengo clavado en el alma». Su suerte cambió cuando la llamaron para presentar el reality que ha revolucionado la televisión: «Gran Hermano me salvó la vida, porque en esa época José y yo, al separarnos, teníamos una productora juntos. Nunca me casé, nunca quise casarme, pero sí nos separamos de la productora y me quedé con una mano delante y otra detrás. Me llamaron para ofrecerme el programa. Había salido hacia tres meses en Holanda en una cadena pequeña y cuando vi la noticia me pareció súper interesante».

Mercedes Milá superó una depresión: «Un día mi hermano Lorenzo me dijo: ‘Necesitas un psiquiatra»

Después de 16 temporadas al frente de ‘Gran Hermano’, Mercedes Milá decidió dejar el programa: «Me abrasé. En el año ’15’, empecé a sentir que tenía menos curiosidad, que era como una costumbre. Empecé a sentir los síntomas de la depresión. Iba a trabajar al programa después de haber llorado en mi casa. Me maquillaba, como si no pasara nada. Luego volvía a mi casa y seguía hundida en la mierda. Y el año ’16’ dije: ‘Me voy y me fui a curar’. Durante dos años pensé que podía sola. Hasta que un día mi hermano Lorenzo me dijo ‘Estás fatal, necesitas un psiquiatra’… A mí me salvó la vida. Empecé a tratarme y ahí encontré la manera, el diagnóstico, las pastillas, el trabajo… el deporte me salvó la vida». Por último, ha destacado: «Vivimos hoy. Ahora mismo lo más importante para mí es Scott y nuestra entrevista».