Han sido semanas muy preocupantes sobre el estado de salud de Bernardo Pantoja, que permanece ingresado en el hospital Universitario Virgen del Rocío en Sevilla desde hace ya más de un mes. A pesar de que su estado de salud ha sido muy preocupante e incluso se avisó a la familia para que acudiera a visitarlo, ya que no se conocía cómo iba a ser el desenlace, ahora llegan buenas noticias desde el hospital. Y es que tal y como aseguran los médicos, hay una «leve mejoría» en su estado de salud. Aseguran que ya come solo, ya se ríe y está saliendo de este bache. Por si fuera poco, incluso ya hay fecha para que reciba el alta médica: el próximo lunes.

Bernardo Pantoja lleva unos días presentando una «leve mejoría»

Poco a poco, el padre de Anabel Pantoja se está recuperando y ya está fuera de peligro. Pasará el fin de semana ingresado para ver cómo evoluciona las próximas horas y si todo sigue igual de bien, el lunes ya recibirá el alta médica. Afortunadamente, estas semanas de angustia tienen un final feliz y poco a poco él y su familia van viendo la luz al final del túnel. Tal y como han adelantado desde ‘Sálvame’, durante los últimos días Bernardo Pantoja ha presentado una «leve mejoría». Sin embargo, no querían adelantarse a los acontecimientos y han querido esperar un tiempo prudente para desvelar que el padre de Anabel Pantoja ya está fuera de peligro.

Bernardo Pantoja y Junco durante el entierro de Antonio Cortés “ Chiquetete “ en Sevilla
GTRES

Anabel Pantoja ya puede respirar tranquila. Y es que han sido momentos de preocupación por la salud de su padre. El hecho de que los médicos pidieran a la familia que acudieran a visitarlo si así lo querían, obligó a Anabel Pantoja a trasladarse desde Gran Canaria, tan solo unos días después de aterrizar, y poner rumbo a Sevilla. La colaboradora de televisión se trasladó hasta la capital hispalense y se acomodó en el domicilio de su madre, Mercedes, para estar cerca de su padre. Muy pendiente de su estado de salud, la influencer incluso se tomó unos días en el trabajo y esta semana no acudió a su puesto de trabajo.

Anabel Pantoja ya respira tranquila

Durante estos días, la colaboradora de televisión mostró su preocupación. «Mi padre está mal, está enfermo. Hay veces que está y no está. Los médicos nos han dicho que mi padre tiene que estar muy, muy tranquilo. Lo único que pido es respeto. Es una persona que está en el hospital», dijo hace unos días. Sin embargo, ahora ya respira más tranquila una vez que los médicos le han anunciado que ya está fuera de peligro e incluso hay fecha para que reciba el alta hospitalaria.