Meghan Markle roba, una vez más, el protagonismo a Kate

Una vez más, Meghan roba el protagonismo a Kate. La visita de los duques de Sussex a la Casa de Nueva Zelanda en Londres ha acaparado toda la atención de los medios. Pocos se interesan por la primera visita en solitario de la duquesa de Cambridge junto a Isabel II.

Una vez más, Meghan Markle le roba el protagonismo a su cuñada, Kate Middleton.

La visita del príncipe Harry y Megan Markle a la Casa de Nueva Zelanda en Londres ha vuelto a acaparar toda la atención de los focos.

El inesperado homenaje de Meghan Markle y su marido a las víctimas del atentado en Nueva Zelanda ha conmovido a los medios y a una legión de admiradores de la exactriz.

Los duques de Sussex fueron recibidos por el Alto Comisionado de Nueva Zelanda en el Reino Unido, Sir Jerry Mateparae, para depositar una ofrenda floral en memoria de las víctimas del atentado de Nueva Zelanda.

2Meghan, siempre cercana

La semana pasada tuvieron lugar dos atentados en dos mezquitas en Christchurch, en Nueva Zelanda. Allí fueron asesinadas 49 personas y 41 resultaron heridas. Meghan, siempre humana y cercana, ha manifestado su pesar públicamente.

«Nuestros corazones están con las familias y amigos de las personas que perdieron la vida en el devastador ataque en Christchurch». Así rezaba la declaración firmada por los duques de Sussex y de Cambridge.

1Nadie habla de Kate y su primera visita oficial en solitario junto a Isabel II

Aunque el mensaje estaba firmado por las dos jóvenes parejas reales del Reino Unido, toda la atención de los medios se ha centrado en Meghan.

Apenas se ha comentado otra gran noticia de la semana de la Casa Real Británica: la primera visita oficial en solitario de Kate Middleton junto a Isabel II. Ambas visitaron este martes el King’s College de Londres para inaugurar el Bush House, instalaciones de educación y aprendizaje en el campus de Strand.

Resulta bastante curioso que Kate haya tardado ocho años en acompañar en solitario a la Reina de Inglaterra en un acto oficial. Algo que Meghan consiguió poco tiempo después de contraer matrimonio con Harry.

Las diferencias entre Kate y Meghan son cada vez más evidentes. Está claro que sus respectivos actos públicos no causan el mismo impacto. Mientras Kate pasa casi desapercibida, Meghan convierte en noticia todo aquello que hace.

Por mucho que quieran disimularlo, el «duelo de cuñadas» continúa…