La duquesa de Sussex está muy disgustada con la forma en la que ha tratado la casa real británica su decisión contra cuatro tabloides británicos.


Meghan Markle hace unas semanas se convertía en protagonista de la actualidad por tomar una decisión de lo más drástica contra algunos de los periódicos británicos más conocidos. Pues bien, unos días después de que esto ocurriera y se hiciera público, la duquesa de Sussex parece haber mostrado su disconformidad con la forma en la que el palacio de Buckingham ha tratado este tema.

Y es que parece ser que no le ha sentado muy bien cómo han tratado el tema, y Meghan Markle cree que si esto le hubiera pasado a Kate Middleton, ella sí tendría el apoyo incondicional de la casa real británica. «Si Kate fuera criticada, nadie lo toleraría», ha comentado la exactriz a su entorno. Una declaración que publica el Daily Mail sobre las reacciones de su última decisión con los medios de comunicación británicos.

Esto ha sido una forma de mostrar su disconformidad y de hacer ver que Meghan Markle nunca se ha sentido tratada de igual manera que la mujer del príncipe Guillermo. Según ella, si las críticas se hubieran hecho contra Kate, la reina Isabel II de Inglaterra y toda la familia real británica hubiera tomado medidas en contra del los medios de comunicación británicos.

Esto llega unos días después de que Meghan Markle tomara una decisión de lo más drástica contra los tabloides más conocidos de Reino Unido. Desde Estados Unidos, los duques de Sussex mandaron una carta a os cuatro periódicos más conocidos de Reino Unido; ‘Daily Mail’, ‘Express’, ‘Mirror’ y ‘The Sun’ para hacerles saber que dejan de colaborar con ellos y con todos los periodistas que han tratado de ponerse en contacto con ellos para confirmar algunas de las informaciones que han girado en torno a ellos.

Esta decisión la han tomado después de que se hayan publicado algunas noticias falsas sobre ellos. Mucha culpa de esto lo tiene la forma en que estos medios han tratado lo que parece ser una tensa relación entre Meghan Markle y su padre. Según Meghan y Harry hay muchas noticias que se han distorsiado.

Meghan Markle

De esta forma, Meghan y Harry anuncian que se van a adaptar a una nueva política de medios, en la que no contestarán a ninguna de las consultan que hagan desde estos cuatro medios británicos. «Es gravemente preocupante que una parte influyente de los medios de comunicación, durante muchos años, haya tratado de aislarse de asumir la responsabilidad de lo que dicen o imprimen, incluso cuando saben que es distorsionado, falso o invasivo más allá de lo razonable», escribían en esta carta.

«Cuando el poder se disfruta sin responsabilidad, la confianza que todos depositamos en esta industria tan necesaria se degrada», continúan. Además, añaden con dureza: «El duque y la duquesa de Sussex han visto a personas que conocen, así como a extraños, ver sus vidas completamente rotas sin ninguna buena razón, aparte del hecho de que los chismes aumentan los ingresos por publicidad».

El matrimonio aseguraba que con esta carta no trata de evitar las críticas que se puedan hacer sobre ellos, pero sí que es una forma de controlar qué se publica: «No se trata de impedir una conversación pública o censurar noticias precisas. Los medios tienen todo el derecho de informar pero no pueden basarse en mentiras, por lo que esta decisión no afecta a otros medios de comunicación», dicen.

Esta carta llega unos días después de que se publicaran las primeras imágenes de ellos en Los Ángeles. El matrimonio ha sido fotografíado como jamás les habíamos visto: cubiertos, tratando de no ser contagiados con guantes y mascarillas, e intentando pasar desapercibidos ambos con gorras.

No sabemos cómo se habrán tomado las últimas palabras de Meghan Markle desde la casa real británica. Lo cierto es que la duquesa de Sussex no ha dudado en mostrar su enfado, metiendo en medio a Kate Middleton. Por ahora, Meghan y Harry continúan con su nueva vida en Los Ángeles, hasta donde se trasladaron hace unas semanas tras confirmar que dejaban de pertenecer a la familia real. Este mismo martes, precisamente, el príncipe Harry se ha unido a la celebración del 75 aniversario del personaje infantil Thomas the Tank Engine. La nueva entrega especial de sus aventuras es animada y se titula ‘Thomas and Friends: The Royal Engine’, y en su trama incluye nada menos que a su padre, el príncipe Carlos de Inglaterra, y a la propia soberana. Salía de su encierro para cumplir con una iniciativa que nada tiene que ver con la casa real.