Marta Sánchez y el episodio de su vida que lleva años tratando de olvidar... Y no le dejan

portada

Marta Sánchez es una mujer valiente, que ha aprendido a encajar los golpes que le ha ido dando la vida. Pero todos, cuando volvemos la vista atrás, tenemos situaciones que nos hubiera gustado evitar y la cantante no iba a ser menos. Sin embargo, de todos los errores cometidos, hay uno que le molesta especialmente y que ahora vuelve a ser noticia,.

Nos referimos al posado de Interviú que protagonizó en junio de 1991. En la portada aparecía cubierta con un albornoz blanco, de lo más insinuante. Pero dentro lucía en todo su esplendor, completamente desnuda. Marta Sánchez siempre ha dicho que esa portada fue el resultado de un chantaje, y que las fotos fueron hechas a cambio de que no se publicasen otras en las que aparecía muy poco favorecida. Le pagaron el equivalente a 240.000 euros y le costaron además un disgusto con su familia, ya que se padre dejó de hablarle durante algún tiempo.

Hoy esa inolvidable portada vuelve a ser noticia tras el anuncio del cierre de Interviú, perteneciente al grupo Zeta. En las retrospectivas que se han hecho estos días de la emblemática publicación se han recuperado algunas de sus portadas más famosas. Y claro, la de Marta ocupa un lugar superdestacado. Se vendieron más de un millón de ejemplares, todo un récord, y es casi un objeto de culto para muchos.

Marta era entonces la cantante de Olé, Olé, y terminó llevando a la revista a los tribunales, por filtrar parte de esas fotos. Ganó la demanda y desde entonces ha tratado de olvidar el incidente. Pero es muy difícil, claro.

De hecho, tardó 25 años en volver a posar desnuda para otra revista. Tuvimos que esperar hasta octubre de 2016 para ver de nuevo a Marta Sánchez sin ropa. Y lo consiguió Yo Dona pero por una buena causa, ya que se trataba de la lucha contra el cáncer.

Su desnudo batió récords

su-desnudo-batio-records

Marta posó para Interviú en junio de 1991. En la portada aparecía cubierta con un albornoz blanco, de lo más insinuante. Pero dentro lucía en todo su esplendor, completamente desnuda. Ella siempre ha dicho que esa portada fue el resultado de un chantaje, y que las fotos fueron hechas a cambio de que no se publicasen otras en las que aparecía muy poco favorecida. Le pagaron el equivalente a 240.000 euros y le costaron además un disgusto con su familia, ya que se padre dejó de hablarle durante algún tiempo.

El disgusto de Marta Sánchez

el-disgusto-de-marta-sanchez

Hoy la portada que tantos disgustos le dio a Marta vuelve a ser noticia tras el anuncio del cierre de Interviú, perteneciente al grupo Zeta. En las retrospectivas que se han hecho estos días de la emblemática publicación se han recuperado algunas de sus portadas más famosas. Y claro, la de Marta ocupa un lugar superdestacado.

Hubo una demanda incluida

hubo-una-demanda-incluida

Se vendieron más de un millón de ejemplares de Interviú, todo un récord, y hoy es casi un objeto de culto para muchos. Marta era entonces la cantante de Olé, Olé, y terminó llevando a la revista a los tribunales, por filtrar parte de esas fotos. Ganó la demanda y desde entonces ha tratado de olvidar el incidente. Pero es muy difícil, claro.

Todo un icono sexual

todo-un-icono-sexual

En 1990, Marta Sánchez ya era considerada todo un sex symbol en nuestro país. había cambiado el tono de su pelo y ahora lucía rubia platino y posaba así de sugerente en la playa. La entonces cantante del grupo Olé Olé despertaba pasiones.

Siempre reinventándose

siempre-reinventandose

Marta es una artista en constante cambio. A nivel musical y también a nivel estético. Esta es una imagen de principios de los 90 y poco tiene que ver con la Marta Sánchez actual, completamente volcada en el espectáculo que prepara para el madrileño Teatro de la Zarzuela. Será el próximo 17 de febrero y ella misma lo ha definido com un espectáculo de piano y voz

25 años después volvió a desnudarse

25-anos-despues-volvio-a-desnudarse

Tuvo que pasar un cuarto de siglo para que Marta Sánchez volviera a quitarse la ropa por completo para una publicación. Fue para Yo Dona, en octubre de 2016, y por una buena causa, la lucha contra el cáner. Con esta portada la cantante sí que quedó muy cntenta.