Llevábamos mucho tiempo sin tener noticias de Marta Ortega y Carlos Torretta. Tras una larga temporada alejados de la esfera pública, la pareja ha reaparecido en la capital. Ambos se han dejado ver en familia en la 110 edición de su Concurso de Saltos Internacional de Madrid, una de las citas ineludibles del prestigioso circuito internacional Longines Global Champions Tour, conocido como la ‘Fórmula 1 de la hípica’.

La hija de Amancio Ortega y se marido se han dado cita con la élite del panorama ecuestre mundial en un certamen que congrega cada año a los mejores caballos y yeguas y los mejores jinetes y amazonas del momento. Se trata de un evento muy esperado para los amantes del deporte ecuestre, ya que esta cita regresa después de más de un año sin eventos deportivos multitudinarios.

El Club de Campo Villa de Madrid es el lugar en el que la heredera del imperio Inditex y su pareja se han codeado con otros rostros conocidos. Es bien conocida la pasión de la empresaria de la industria textil por la hípica. En esta ocasión no ha acudido como jinete, sino como empresaria. Y es que el Club de Campo Villa de Madrid también acogerá la competición por equipos de la Global Champions League, en la que toman parte 16 formaciones privadas. Y cuyo equipo anfitrión, Madrid in Motion, es propiedad de Marta Ortega.

Marta Ortega Carlos Torretta
Robert Smith

Acompañados de un séquito de acompañantes, Marta y el sobrino del diseñador argentino Roberto Torreta han disfrutado de una jornada en familia. Con ellos se encontraba su hija Matilda, nacida el 21 de marzo de 2020 en A Coruña. También iba con ellos Amancio, nacido del primer matrimonio de la gallega con el jinete Sergio Álvarez.

Marta Ortega Carlos Torretta
Robert Smith

Marta Ortega, vestida de manera informal con un vestido blanco y sandalias, llevaba en brazos a su pequeña. Y no le quitaba ojo a su hijo, quien no se separó de ella en ningún momento. Esta es una de las escasas ocasiones en las que la empresaria pasea palmito en un acto público. Hace un mes fue vista en compañía de su marido realizando una excursión en parte del Camiño dos Faros, una ruta de senderismo de 200 kilómetros que une Malpica con Finisterre por la espectacular Costa de Morte. Según publicaba el diario ‘La Voz de Galicia’, ambos habrían hecho la primera etapa, desde Mapica a la playa de Seiruga. Tras la caminata disfrutaban de un almuerzo acompañados de un nutrido grupo de amigos.