Tras su ruptura con Efrén Reyero, Marta López se marchó a vivir la experiencia de ‘Supervivientes’. Ahora, la colaboradora pide encontrar el amor


Marta López no ha tenido suerte en el amor. Eso es algo que todos sabemos, ya que hemos sido testigos de los diferentes fracasos amorosos a los que ha tenido que enfrentarse. Su última relación fue con Efrén Reyero. Tras una bonita y larga amistad, terminaron acercándose más y encontrando el uno en el otro el amor. Un amor que no llegó a buen puerto, ya que pocos meses después decidieron tomar caminos separados. Tras esta ruptura, la colaboradora de televisión se marchó a vivir la experiencia de ‘Supervivientes‘ y se convirtió en una de las primeras expulsadas. Ahora, ya estabilizada de nuevo en su puesto de trabajo en ‘Ya es mediodía’ ha pedido un grito de auxilio para encontrar de nuevo el amor. 

Marta López confiesa que no tiene ninguna nueva ilusión

Durante el programa de este lunes, Miguel Ángel Nicolás ha intentado tirarle de la lengua a Marta López en temas relacionados con el amor. Los más de veinte años de relación entre Rocío Carrasco y Fidel Albiac han servido como punto de partida para conocer en qué punto se encuentra el corazón de la madrileña, quien ha confesado que está soltero, pero deseando encontrar a alguien del que volver a ilusionarse y enamorarse. Marta ha confesado que no tiene ninguna nueva ilusión, pero que comienza a echarlo de menos: «Estoy desesperada de verdad».

Telecinco

Sonsoles Ónega ha querido responder a su compañera de plató y le ha dicho que la culpa la tenía ella porque “te los buscas muy raros”. Unas palabras con las que no ha estado de acuerdo la propia Marta, que le ha respondido «que no son raros, de verdad». Miguel Ángel Nicolás le ha espetado que debe aprender a vivir sola, algo que ella ha confesado que está haciendo: «Estoy viviendo sola, pero echo en falta un poco de cariño, oye«, ha dicho. Y es que lo cierto es que no está acostumbrada a vivir sin pareja.

La colaboradora confesó que el daño que le había hecho Efrén era irreparable

Fue a finales del año pasado cuando conocimos que la relación entre Marta y Efrén no había llegado a buen puerto y que habían decidido tomar caminos separados. En su momento, alegó que estaba «jodida» y que “probablemente nunca más vuelva a hablar con Efrén. El daño que ha sufrido fue irreparable. “Me he tenido que desenamorar a base de hostias. Yo esto no me lo esperaba de ti, Efrén”, dijo por aquel entonces en el plató de ‘Sálvame’, desde donde rompió su romance con el que fuera concursante de ‘Gran Hermano. “No voy a llorar, el daño que me has hecho es irreparable”, denunciaba ella al borde del llanto. Ahora, una nueva Marta grita a los cuatro vientos poder encontrar de nuevo el amor.