Se ha publicado la sentencia de la Audiencia emitida por la Audiencia Provincial de Barcelona contra la demanda interpuesta por María Lapiedra a su ex


A principios del año 2018, salía a la luz la separación entre María Lapiedra y Mark Hamilton. El matrimonio había decidido poner fin a su relación después de cuatro años casados y dos hijas en común, Martina y Carlota. Actualmente, la actriz mantiene una relación sentimental con el periodista y reportero gráfico Gustavo González, con quien también tiene una hija, Mía, de poco más de año. María Lapiedra vive en Barcelona, donde reside con Gustavo y su hija, Mía. Son contadas las ocasiones en las que la que fuera actriz ha viajado a Madrid por motivos laborales, mientras que Gustavo sí que viaja con más asiduidad a la capital debido a sus compromisos profesionales.

María Lapiedra pedía la guardia y custodia total de sus dos hijas

En su momento, ya supimos que en el domicilio familiar, que se encuentra en Sant Andreu de Llavaneres, se quedará a vivir María Lapiedra, pero le pagará la parte a Mark, ya que se casaron en régimen de separación de bienes. Las niñas vivirían cada 15 días con cada uno, y el colegio lo pagarán a medias. Al parecer, la semana que le toca a la actriz quedarse con sus hijas, ella se queda en el mencionado piso de Sant Andreu, una de las zonas más exclusivas a las afueras de Barcelona.

Ahora bien, María Lapiedra había interpuesto una demanda, que ahora ha salido a la luz la sentencia que ha perdido. La actriz pedía la guarda y custodia total de las dos hijas que tiene con Mark Hamilton alegando que los abuelos paternos pasaban más tiempo con los hijos que su propio padre. Según María Lapiedra, las dos menores viven con su padre en casa de sus abuelos paternos y las pequeñas estarían casi exclusivamente al cuidado de sus abuelos y no tanto de su padre, algo que, a pesar de figurar en unos informes presentados por la catalana, no fueron tenidos a bien por parte de la jueza a ser considerados como pruebas. Teniendo en cuenta que la magistrada ha optado por no atender dichos informes, ha estimado dejar las cosas como estaban, no contradiciendo la sentencia fijada con anterioridad y respetando la custodia compartida de ambos progenitores.

Instagram

Los magistrados han denegado la petición de la demandante

A pesar de haber dado este argumento, tal y como adelanta ‘Informalia, la jueza le ha denegado esta demanda, ya que asegura que en la vida actual, donde es habitual que ambos progenitores trabajen fuera de casa, es normal que los abuelos echen una mano a los padres si así lo requieren.  Por lo tanto, los magistrados no han aceptado la versión de María Lapiedra y seguirá compartiendo la custodia de sus dos hijas.