La llegada al mundo del pequeño Hugo el pasado mes de junio llenó de felicidad al matrimonio formado por Jesulín de Ubrique y María José Campanario . Desde entonces, la pareja ha llevado una vida tranquila y familiar, muy centrada en el cuidado de su hijo pequeño. Sin embargo, la salud de María José, que ha tenido que ser ingresada en diversas ocasiones a causa de la fibromialgia que sufre desde hace años, le ha vuelto a jugar una mala pasada llevándola a ser ingresada en el Hospital San Juan Grande de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Su gran apoyo

jesulin-de-ubrique-1
Gtres.

Durante los días que María José permaneció hospitalizada, Jesulín apenas se separó de su lado. De hecho, solo lo hizo durante unos minutos para ir en moto a comprar algo de comida y a por ropa limpia a su casa. Y es que, tras sus últimas crisis de salud, Jesulín vive volcado en su mujer. Para él, en este momento, tanto ella como su familia son su prioridad y por ello su profesión ha quedado postergada a un segundo plano, motivo por el cual el torero ha ganado un poco de peso y no se encuentra en tan buena forma física como hace unos años.

Por suerte, la evolución de María José fue muy buena y por ello, tras unos días ingresada, abandonó discretamente el hospital para continuar la recuperación en su casa, arropada por los suyos. Así pudo volver a abrazar a su familia, especialmente a su hijo pequeño, al que echó mucho de menos durante el ingreso.

Por desgracia, el matrimonio ya está bastante acostumbrada a estas hospitalizaciones de las que María José es objeto cada cierto tiempo debido a sus problemas de salud. Por este motivo, cuando se enteraron de la buena nueva de que iban a ser padres de nuevo, decidieron que la gestación transcurriera de la forma más tranquila posible, manteniendo a María José ajena a cualquier noticia que le pudiera afectar para que no hubiera sobresaltos. No hay que olvidar que, debido a su fibromialgia, que le provoca, entre otras cosas, un dolor crónico en sus músculos y huesos, su embarazo era de riesgo y todas las precauciones eran pocas.

¿Qué edades tienen Jesulín de Ubrique y María José Campanario?

Jesulín de Ubrique tiene 48 años y María José Campanario, 43.