GTRES

María Ángeles Grajal, cabreada, responde sobre las cenizas de Jaime Ostos: "Es una tomadura de pelo"

La viuda de Jaime Ostos, María Ángeles Grajal, se ha llevado las cenizas de su marido a Madrid. Esto la ha enfrentado con los hijos del torero.

Es probable que María Ángeles Grajal nunca imaginara que la muerte de su marido, Jaime Ostos, iba a desatar una guerra familiar. Y es que, tal y como adelantó SEMANA en exclusiva, los hijos mayores del torero se han molestado con ella por haber trasladado las cenizas del diestro a Madrid. Así lo ha hecho saber a esta revista Gabriela Ostos, quien ha manifestado su malestar por la decisión que ha tomado la viuda de su padre de trasladar las cenizas que llevaban depositadas desde hacía un año en un columbario de una iglesia de Écija. Grajal, por su parte, está "aburrida" ante la polémica generada. Cabreada, no ha ocultado su enfado cuando se ha encontrado con la prensa gráfica: "Ya he dicho todo lo que tenía que decir ya no digo más, de verdad. Estoy aburrida y me parece que no se puede entretener a la gente con las cenizas de mi marido".

Vídeo: Europa Press

La viuda del torero se muestra muy molesta tras el testimonio de los hijos del que fue su marido que aseguran que se habría trasladado las cenizas desde Écija a Madrid sin su consentimiento: "No voy a decir más". En cuanto a si es cierto que no habría entregado ningún objeto personal de Jaime Ostos, contesta rotunda: "Lo siento por ti porque no tienes la culpa, pero me parece una tomadura de pelo ya está".

Cabe recordar que el pasado 9 de enero, Grajal organizó una misa con motivo del primer aniversario de la muerte de su marido, Jaime Ostos en Iglesia de la Victoria de Écija, ciudad natal del torero. Allí se dio cita con su hijo, Jacobo Ostos, y con Gabriela Ostos, hija del que fue matador de toros y Consuelo Alcalá. La viuda, afligida, decía estar muy afectada tras superar un año sin su marido: “Estoy fatal. Estos días tan señalados, las primeras Navidades sola sin él han sido muy duras. Este año ha sido muy duro y difícil de llevar pero hay que acostumbrarse”, declaraba. Gabriela, por su parte, lamentaba la manera en la que se celebró el funeral: “El encuentro no ha sido como a mí me hubiera gustado que fuera. A lo mejor para ellos sí ha sido cariñoso, pero para mí no. Ha sido muy duro revivir esto. Solo hemos estado Jacobo y yo”.

“No tenía ni idea de que se iban a llevar las cenizas de mi padre de Écija donde llevaban un año en un columbario. No entendí esa decisión. Pregunté el motivo y no me dieron respuesta. Me dijeron que se iban a quedar allí hasta que hicieran el monumento a mi padre. No sé ni dónde van a estar sus cenizas ni dónde las van a poner. Para mí ha sido revivir todo lo del año pasado otra vez", se quejaba la hija de Jaime Ostos. "No estoy para nada de acuerdo con la decisión de llevarse a mi padre, pero su mujer es la que ha tomado la decisión. Creo que se nos podía haber comunicado al resto de los hijos antes”.

GTRES

María Ángeles siempre ha sostenido que ha "hablado por teléfono y demás"  con los hijos de su marido que tienen su "apoyo". Pero la versión de estos es bien distinta. Todavía esperan que la viuda les entregue los objetos personales de su padre. Por ejemplo, el capote con el que fue bautizado Jaime Ostos Junior y la Cruz de la Beneficiencia. Su hija Gabriela quiere que ambos objetos luzcan en el Museo de la Real Maestranza de Sevilla. “Todavía no tengo ningún objeto personal de mi padre. María Ángeles dijo que fuéramos a recogerlos cuando quisiéramos. Todavía no hemos ido y como no sabemos qué va a pasar cuando lleguemos a su casa no quiero decir nada. Si pasa algo ya lo diré", ha contado a SEMANA Gabriela Ostos.

"Yo estoy respetando lo que mi padre me dijo cuando todavía estaba vivo. Voy a respetar hasta el final lo que me dijo que quería hacer con sus cosas. Mi padre me dijo una serie de cosas que si no llegan a cumplirse será otro tema. Me he enterado que se han dado cosas a ciertos museos e instituciones que desconocíamos. Mi padre quería que yo guardara una serie de cuadros, trofeos y fotos suyas”, asegura la hija de Jaime Ostos. Grajal ha dejado claro que la razón por la que se ha llevado las cenizas de Ostos a Madrid es "porque el mausoleo que le están haciendo lo terminan en mayo y hasta mayo las tengo yo aquí. No ha habido ningún conflicto para nada”.

X