La cantante ha hablado de su faceta como madre y de su compañero sentimental en el programa de Pablo Motos.


Este martes, Malú ha visitado el plató de ‘El Hormiguero’ para presentar su álbum ‘Mil Batallas’, publicado el 22 de octubre. Son momentos de muchas emociones para la cantante, que compagina su intensa vida familiar su labor como ‘coach’ en la nueva edición de ‘La Voz’ como coach al lado de Pablo Alborán y prepara ya su nueva gira por España, que arrancará el 12 de mayo de 2022 en Madrid. Todo ello a la vez que saca el máximo partido a su faceta como madre. Su hija Lucía, nacida de su relación con Albert Rivera, se ha convertido para ella en su máxima prioridad.

En su visita al programa de Pablo Motos, la artista ha recibido la tarjeta Platino, un reconocimiento a las personalidades que visitan más de 10 veces el espacio. Allí ha contado que se siente renovada después de «tres años y pico de parón». 

«He tenido un encuentro con la niña que dejé apartada en casa con 16 años»

«El hecho de haberme quedado en casa ha hecho que conviva con esa niña que guardé en la infancia. He tenido un encuentro con esa que en cierto modo dejé apartada en casa con 16 años, la vulnerable, la pequeña, la miedosa, la tímida… que se muere. Para salir al mundo a subirse encima de un escenario, esa me lo ponía muy difícil. Poco a poco se fue creando esa Malú más fuerte y más segura que puede estar delante de todo eso», detallaba. «Me han pasado tantas cosas, como esa lesión o gira cancelada. El hecho de haberme visto obligada a quedarme en casa, a parar, a no seguir trabajando ha hecho que conviva con esa niña que guardé ahí».

También ha explicado que es muy feliz en su faceta como madre y como pareja. «Ahora tengo menos margen para dormir», comentaba. Y es que su niña, de apenas un año, le roba horas de sueño. Pablo Motos ha bromeado y ha preguntado si a Albert Rivera le cuesta pegar ojo por las noches. «Duerme como un rey», respondía la artista.

GTRES

El de Requena le ha preguntado si existen muchas diferencias entre Malú y Lucía (su verdadero nombre). «No es que haya una diferencia. Más pequeñita. A mí me da hasta vergüenza pedir una botella de agua en un bar. Hablar con la gente, comunicarme… Yo me subo al escenario y hay una sensación. Pero cuando pongo el pie en un escalón llega la inseguridad y pregunto: ¿Has estado bien?», contestaba.

«Malú se perdió su adolescencia»

A continuación, destacaba que la artista «se perdió su adolescencia y toda esa irresponsabilidad justificada. Al convivir tanto con ella y al unirlas a las dos es bonito porque están las dos cerquita. Puedo estar con la que se escondía y con la que se sube al escenario».

Motos quiso saber también cómo lleva con Rivera la toma de decisiones a la hora de ver series en pareja. «Yo soy muy mal compañero de series, porque me canso a la segunda. Esto le da el poder a mi mujer de elegir ella», decía Motos. En el caso de Malú, ha confesado que «de momento hay democracia. Elegimos una serie y empezamos a verla al día siguiente. Solo en elegirla echas una noche. Si puedes la ves al día siguiente. A veces soy yo la que dice: ¿Tienes sueño? ¡Prefiero ver una de médicos!».