La colaboradora de televisión ha reconocido que Kiko Matamoros se puso en contacto con ella para darle su pésame.


Makoke está atravesando uno de los peores momentos de su vida. Hace una semana, Lourdes, la madre de la colaboradora de televisión, fallecía a los 90 años. Este duro varapalo para la exmujer de Kiko Matamoros y su familia llega en uno de los momentos más difíciles debido a la situación que está atravesando el país. Ahora, ha regresado a su programa y ha explicado cómo se siente y cómo está afrontando este duro momento.

Makoke no ha podido evitar derrumbarse al ver las imágenes de su progenitora. Rota de dolor, la colaboradora de ‘Viva la vida’ ha asegurado que mantenían una relación maravillosa con ella, y con toda su familia (a pesar de que siempre han querido mantenerse alejados del foco mediático). «Nunca se está preparada para la muerte de una madre, es muy duro«, ha relatado entre lágrimas.

El pasado viernes 1 de mayo, Anita Matamoros mostraba su dolor por la pérdida de su abuela a través de sus redes sociales a partir de una imagen en la que aparecía una preciosa imagen en blanco y negro de una jovencísima Lourdes. Por su parte, Makoke aprovechó el Día de la Madre para despedirse de su progenitora y rendirle un precioso homenaje a través de sus redes sociales. «He sido tan afortunada de tenerte… todo lo que nos has dado, ese amor incondicional a tus 6 hijas y a tu marido», escribía llena de dolor.

«Como si te arrancaran algo de dentro»

Makoke abría su corazón en este duro momento por el que está atravesando y compartía con la audiencia de ‘Viva la vida’ lo difícil que ha sido despedirse de su madre: «Como si te arrancaran algo de dentro«. Asimismo, ha reconocido que el colaborador de ‘Sálvame’ se puso en contacto con ella para trasladarle su pésame, a pesar de que no ha querido entrar en detalles, le ha agradecido el gesto. Al igual que con el resto de personas que le han escrito para trasladarle sus condolencias, entre ellas se encontraban varios colaboradores del programa de las tardes de Telecinco. «No me lo esperaba», reconocía.

Lo cierto es que la que fuera azafata del ‘Telecupón’ estaba muy unida a su familia y ha  reconocido que echando la vista atrás, le duele el hecho de haberse ido tan joven de casa. «Le debo mucho, mi madre era dulzura. Ha sido siempre muy generosa con todos. Me queda que me fui muy joven. Una vez al mes iba a Málaga a verla porque quería pasar el mayor tiempo posible con ella. No era nada autoritaria, me ha trasmitido amor incondicional, la sonrisa… Era muy guapa, sentía debilidad. ‘Viva la vida’ era su alegría de vivir, me decía lo guapa que estaba«, decía derrumbada.