Blanca Cuesta y Borja Thyssen se convirtieron en padres de su quinto hija, India, hace tan solo unos días, una noticia con la que están encantados.


Blanca Cuesta y Borja Thyssen han acabado el 2020 de la mejor manera que podían imaginar. El matrimonio hace tan solo unos días dieron la bienvenida a su quinto hijo, India, una niña que tiene tanto a sus otros cuatro hijos como a ellos completamente encandilados. Tal y como desveló la revista SEMANA en exclusiva, su llegada se produjo poco antes de Navidad y precisamente sobre este nacimiento te damos más detalles en nuestro último, además de declaraciones exclusivas de la Baronesa Thyssen. Aunque no es la única que se ha confesado acerca de este momento tan mágico que está viviendo la familia, también lo ha hecho la madre de Blanca Cuesta, Heidi Unkoff, quien ha revelado algunos datos desconocidos en el vídeo que te ofrecemos a continuación.

Las restricciones han limitado a la familia la presentación oficial de su pequeña, sin embargo, han intentado que su entorno más cercano sea partícipe de este día tan especial. Un nuevo miembro que se encuentra perfectamente y que, en especial, tiene enamorados a sus hermanos, Sacha, Eric, Enzo y Kala, los cuales están muy unidos. No es la primera vez que la alemana da detalles sobre esta etapa tan especial, siendo durante el embarazo cuando Heidi habló con los periodistas y reveló lo ilusionada que estaba tanto ella como su entorno de poder ampliar la familia. Y es que, según sus propias palabras, “la llegada de una nueva vida siempre es un regalo”.

Gtres

Hace tan solo unos días, el 19 de diciembre, Blanca Cuesta cumplió 46 años, aunque este año era diferente, pues estaba a punto de abrazar a su quinto hijo. Tras varias décadas juntos, Blanca y Borja tienen una sólida relación sentimental, aunque en numerosas ocasiones su historia se ha visto salpicada por rumores que les distanciaban. Nada más lejos de la realidad. Blanca y Borja están muy unidos, más aún si se tiene en cuenta el excelente momento que ambos están viviendo.

La última vez que se pudo ver a la pareja fue este verano mientras surcaban las aguas de Formentera. Blanca entonces estaba embarazada de cinco meses, pero su esbelta figura no hacía presagiar que estuviera esperando un bebé. Aunque en ciertos momentos y analizando las imágenes había cierta curva, pocos aseguraron en ese instante cuál era el estado de Blanca. Esa ocasión de la que hablamos, además, coincidía con la primera vez en la que Borja reaparecía tras la muerte de su padre biológico, Manolo Segura, quien murió a finales de junio a los 77 años.