Muy emocionada y con la voz entrecortada, así ha reaparecido Lydia Lozano en televisión tras la entrevista de Albano en ‘Sábado Deluxe’. La colaboradora, con gafas de sol, ha vuelto a remover viejos fantasmas y no ha podido reprimir las lágrimas. Prefirió no sentarse en el plató de Mediaset y su progenitora tuvo mucho que ver. «No fui porque a mi madre le dio un parraque de todo lo que había pasado el día anterior. Me dijo ‘no te sientes, te va a utilizar este señor'».

Lydia Lozano
Gtres

La periodista lo primero que ha hecho durante esta intervención televisiva ha sido dar las gracias a María Patiño por su apoyo durante una entrevista en la que el italiano volvió a ser demoledor con ella. «Quiero decirte gracias porque le paraste en seco. Dijiste que todo lo publicado después del 2003 no era mío. ¿Qué hizo Al Bano? Pasó del tema porque ya no le interesaba». Acto seguido también recordó el apoyo que siempre ha sentido de su familia y reprochó al cantante su actitud. «Estoy feliz de no haber ido. Yo ya me he perdonado a mí misma. A mí no me va a perdonar un diablo como se hace llamar él. Que se vaya a ver al Papa y tenga sus bendiciones. Yo las mías me las he dado a mí misma».

El dolor de Lydia Lozano 

Muy sentida, la colaboradora ha subrayado que la entrevista del italiano en el ‘Deluxe’ tenía otro fin que no era hablar de ella. «Él venía a hablar de Patricia Donoso, pero nada más pisar suelo español solo habló de mí. Cuando le vi pensé que este señor venía a fustigarme». La periodista solo quiere pasar página y olvidar este polémico capítulo de su larga trayectoria profesional. «Media entrevista fue con mi plano detrás y él hablando pestes de mí. No he ganado tanto dinero como él hablando de este tema. No dijo tampoco que no pusiesen las fotos de su hija. Las vio y con la cabeza muy alta y me parece muy bien. Yo anoche me quedé en mi casa y no gané ni un duro».

lydia-lozano-3
Gtres.

La última entrevista de Al Bano nos deja grandes titulares como el siguiente: «El dolor que ha causado ha sido demasiado. El perdón se lo tiene que dar Dios, no yo. He olvidado todo». También recordó el momento en el que Lydia Lozano afirmó que su hija Ylenia Carrisi estaba viva. «El caso de Lydia es único porque otros periodistas no han hecho lo mismo. Menos un periodista del telediario de la RAI, era muy conocido, que dijo que tenía a mi hija encerrada en casa por hacerme publicidad. Lydia solo quería publicidad, está haciendo una película de todo esto. Para mí lo importante es que se olvide de todo este asunto».