El embarazo de Lucía Villalón ha necesitado una mayor supervisión médica debido a que su pequeño sufre gastroquisis, una malformación que provoca que parte de sus intestinos se estén formando fuera del cuerpo. Por ello, se adelantará su parto, siendo el lunes 29 de junio cuando está previsto que nazca su primer hijo junto a su pareja. Ambos están ilusionados, nerviosos y con unas ganas inmensas de conocer al bebé que tanto tiempo han esperado. Nacerá de 36 semanas, por lo que los expertos han decidido que la mejor decisión es acelerar su desarrollo pulmonar para así recibirle con total seguridad. Ha sido la periodista la encargada de contar las buenas nuevas, dejando claro que conocer a su bebé es inminente y es que queda muy poco para ello. «Hoy hemos venido a pincharnos cortisona para que se desarrollen rápido los pulmones de Diego. Mañana última inyección y el lunes le tendremos aquí», ha dicho la joven de 34 años.

Lucía Villalón
Redes sociales

Tales son los nervios que Lucía ha quedado con su madre y su suegra para organizar todo antes del gran día. La ropa, los pañales, los arrullos…son muchas las cosas que necesita tanto para la maleta del hospital como en el armario que les espere en su residencia, preparativos en los que está acompañada de su familia más cercana. Eso sí, no es lo único que han decidido tener listo ella y su pareja. Gonzalo Melero y Lucía han cambiado su coche para contar con más espacio antes de que nazca su bebé y han optado por un vehículo que tiene todas las comodidades que ellos necesitarán en solo unos días. Su nueva adquisición tiene un sistema de seguridad supremo y permitirá que viajar ahora en familia sea más fácil para ellos. «Ampliando la familia. En nada tenemos a nuestro pollito aquí y ya vamos preparando todo para cuando llegue», escribe muy feliz.

Han sido estos papás primerizos los que se han informado a fondo acerca de la enfermedad de su hijo, así como los primeros pasos que debe dar nada más nacer. Diego tendrá que venir al mundo por cesárea y deberá ser operado en su primer día de vida, aunque los dos confían plenamente en sus médicos y en que todo salga a la perfección. «Al parecer no se le ha cerrado bien la pared abdominal y tiene parte de los intestinos fuera de su cuerpecito…hay que rezar para que no vaya a más y ya sabemos que no se va a arreglar por sí solo. Tendrá que nacer antes de tiempo, por cesárea, y le tendrán que operar nada más nacer…Se nos parte el alma solo de pensarlo», comentó Lucía cuando anunció que se encontraba en estado de buena esperanza.

Lucía Villalón
Redes sociales

Ambos son conscientes de que deberán de ser muy fuertes y aprender sobre un problema de salud del que están muy bien informados y que piensan atajar desde el primer momento.