Lucía Rivera acaba de mostrar una faceta que desconocíamos de ella. La hija de Blanca Romero ha hecho público a través de un artículo en La Vanguardia el problema de la depresión o la ansiedad, que como otros muchos, ella también ha sufrido. Unas horas antes, la joven felicitaba el Día de San Valentín a todos, aunque recalcaba que «sobre todo a los que estamos sanando», incluyéndose en ese grupo.

Pues bien, la modelo ha confesado los problemas de salud mental que tiene desde hace un tiempo y no ha tenido miedo a confesarlos en un artículo que ha sido muy aplaudido. «Tenemos tanta información que nuestros problemas pasan a un segundo plano para poder sobrevivir en un mundo tan rápido que poco a poco nos va trastornando», empieza diciendo Lucía.

Confiesa que se ha ido echando a sus espaldas muchas cosas durante su día a día. La rutina la llevamos a cabo de manera mecanizada y muchas veces nos olvidamos de nosotros mismos, de lo que sentimos. Ella asegura que eso nos vuelve no solo insensibles, también «frágiles».

Lucía Rivera ha querido confesar que la ansiedad ha estado presente en su vida desde muy pequeña. Esto le hizo acostumbrarse a ella, convivir con ella. No le hacía caso porque además de no reconocerla, no tenía tiempo para darse cuenta de que la sufría. Meterte en la vorágine de trabajo hizo que no diera cuenta de que la sufría hasta que un día se dio cuenta y dio el paso definitivo.

Lucía Rivera ha sufrido ansiedad desde que era pequeña

Lucía Rivera posado
© Redes sociales.

«Mi cerebro me estaba diciendo: ‘¡basta, dame un respiro!’. Es importante hacer caso a esas señales», dice ella misma en el artículo. Lucía Rivera fue capaz de reconocer que no estaba bien, que estaba pasando un momento difícil, en la que la depresión y la ansiedad estaba presente. Y tuvo la suerte de reconocerla a tiempo y parar de hacer las cosas como las estaba haciendo hasta ahora.

Y no hay nada como contar con ayuda profesional para salir de esta etapa complicada. De hecho, ha querido lanzar un mensaje rotundo para que se deje de ver como algo malo visitar a un psicólogo o a un psiquiatra. La importante de tener una buena salud mental es clave para otras muchas cosas: «El cerebro es lo más importante en nuestro cuerpo, incluso hay estudios que certifican que, si nuestro cerebro está mal, no solo sufrimos nosotros, sufre nuestro cuerpo y también nuestro sistema inmunitario».

Como no podía ser de otra manera, Lucía Rivera ha recibido numerosos mensajes de apoyo. Son muchos los rostros conocidos que le están dando visibilidad a través de sus redes sociales al tema de la salud mental, que es importante para todos. Ahora con el paso que ha dado la hija de Blanca Romero, la joven ha recibido muchos mensajes de cariño e incluso han apoyado el paso que ha dado de confesar su situación personal: «👏🏼👏🏼», «❤️❤️❤️❤️🙌», «Ponga lo que ponga mi niña, siempre corazones ❤️❤️ y fueguitos 🔥🔥. Eres la 1. Querémoste. 💪🏻💪🏻», «Mi valiente ❤️».

Su faceta más reivindicativa

Sus redes sociales han sido utilizadas por ella como un medio en el que no solo compartir fotos bonitas. También las usa para reivindicarse de cosas que le parecen injustas. Eso lo hizo ya el pasado mes de noviembre, justo el día que se celebraba el Día Internacional por la Eliminación de las Violencias Machistas, cuando escribió una reflexión que fue también muy aplaudida. No hay duda de que Lucía Rivera se ha convertido ya en una mujer y que tiene algo que decir de muchas de las cosas que pasan en nuestro país y fuera de él.

«Os diría que me gustan los días en los que nos unimos todos contra las injusticias. Estoy orgullosa de ver cambios (aunque sean lentos y desesperantes), de ver cómo se va reconociendo que nos han querido hacer débiles, sumisas, nos han querido callar y por encima de todo esto, hay mujeres que alzan la voz, se llenan de valentía por nosotras y por las que van llegando».

«Pero innegablemente este día me frustra, porque sigo viendo gente que de alguna manera facilita que esto siga pasando, gente que los defiende, gente que nos ataca, que no nos cree, que nos pintan de locas, que lo silencian, gente que lo ve. Y lo peor, gente que lo sigue practicando, gente que nos sigue asesinando», continuó diciendo.

Se mostró muy reflexiva el Día Internacional de la Violencia Machista