«Mi hermano Miguel siempre quiso que los cuatro niños se criaran juntos», ha afirmado Lucía Dominguín.


La primera entrevista en televisión de Lola Medina, madre de Nacho Palau, ha tenido reacción en el seno de la familia de Miguel Bosé. La hermana del artista, Lucía Dominguín, se ha pronunciado al respecto y ha hablado de sus sobrinos. «Estos niños no están utilizados. Se ven cuando quieren», ha afirmado con rotundidad. 

Telecinco

Sabe que los pequeños ya han creado unos lazos que perdurarán en el tiempo: «Esos niños tienen una fuerza los cuatro juntos, no va a ver nadie que les quite esa parte. De verdad te lo digo. Sé que se ven constantemente». Revelaba que mantenían videollamadas regulares y que jugaban constantemente a través de Internet. «Va a ser una unión tan fuerte que nada de la tontería que se nos pueda ocurrir pueda quitarla».

«Yo creo que la tragedia la están haciendo los mayores», ha asegurado sobre la batalla legal que mantiene el escultor con su expareja. Ha manifestado que le entiende en su lucha por intentar reunir a sus cuatro hijos. Asimismo ha recordado que ella vivió en su momento una separación muy dura, pero cree que los niños no están sufriendo: «Hay una cosita que hace el universo que es proteger a los pequeños. Les da la inteligencia del supremo que nos ha creado».

Telecinco

«Nacho tiene un poderío tremendo y una fuerza tremenda. Los valores los coges tú y te los creas tú. Esos niños en un futuro se van a ayudar». Ha reconocido que ya han mamado esos valores durante los primeros años de sus respectivas vidas y lo hicieron mientras Miguel Bosé y Nacho Palau estaban juntos. «Tienen unos lazos muy fuertes entre ellos. Nada los va a separar».  

No ha entrado en demasiado detalles, pero sabe que para su hermano no ha sido una decisión fácil: «Yo creo que Miguel tampoco tiene que estar feliz con la situación. Él es una persona muy sensible. Cuando hace las cosas no las hace por arrebato, es muy cerebral. Es muy coherente».

Instagram

«Mi hermano Miguel siempre quiso que los cuatro niños se criaran juntos». Subrayaba que el cantante había sido «muy hermético» con sus asuntos privados y que puede que en ocasiones le moleste que ciertas personas se metan en su vida privada, pero que luego se le pasa enseguida. Ha calificado al artista como un auténtico padrazo. Recordaba que es muy perfeccionista en todo lo que hace y que se vuelca por completo en la educación de los pequeños con quienes es muy cariñoso.

Recuerda a Bimba

Hace tres años que Lucía Dominguín sufrió la pérdida de su hija Bimba. «Es algo que no es natural», ha indicado esta vez. Ha recordado que continúa a su lado: «La tengo aquí». De aquel episodio aprendió a aceptar la muerte. «Dos noches antes de que falleciera soñé con ella. Tenía una luz espectacular y me dio un abrazo. Lo que tenemos que hacer es acercarnos más a la tierra».