Ana Soria ha aterrizado de nuevo en las redes sociales, donde apenas da pistas sobre su nueva vida junto a Enrique Ponce. La joven va compartiendo casi a cuenta gotas imágenes de su rutina, siendo precisamente estas las que sitúan a la pareja en un punto del mapa. La almeriense y el torero, según ha podido saber SEMANA, han viajado hasta Gante (Bélgica) donde disfrutan del área flamenca del país. No han dejado de hacer turismo y han visitado numerosos monumentos y zonas icónicas de la ciudad, entre otras, la orilla del río Lys, donde hay casas gremiales y cuya estampa se ha convertido un reclamo a posibles visitantes.

Ana Soria Enrique Ponce
Redes sociales

Ana Soria y Enrique Ponce han viajado fuera de nuestro país para aprovechar sus días de asueto en uno de los lugares más bonitos del mundo. Han paseado por los muelles del viejo puerto de Gante, Graslei y Korenlei, una de las zonas más concurridas por los viajeros y que ejerce como punto de encuentro también para los ciudadanos. La fachada de sus edificios enamora y, además, ahora alberga bares y terrazas, donde, a buen seguro, habrán degustado platos típicos de allí. En Gante hacen frente a rumores de boda, así como a la repercusión que han tenido las declaraciones exclusivas del torero sobre su amistad con Luis Miguel. «No tengo relación con Luis Miguel desde que me separé», ha dicho a esta revista, palabras que podrás ver en su totalidad si corres a tu kiosco y adquieres el último número de SEMANA.

Ana Soria Enrique Ponce
Redes sociales

Ana y Ponce están pasando unos días inolvidables allí, alejados de la mirada de cualquier curioso. Pasear de la mano, compartir confidencias en sus calles o dar rienda suelta a su pasión son otros de los planes llevados a cabo por los dos, aunque sea a más de 2000 kilómetros de Almería. La pareja vive un gran momento a nivel sentimental, en especial desde que se compraran su primera casa en común. Han pasado dos años de su ruptura con Paloma Cuevas, pero en todo momento ha dejado claro que está satisfecho con su decisión y que no puede estar más enamorado de Ana, a pesar de la diferencia de edad que les separa.

Ana decidía volver a la vida pública a mediados del pasado. Reabrió su cuenta de Instagram y lo hizo con una fotografía junto a su gran amor, Enrique Ponce. El diestro no ha querido hacerlo de momento y prefiere estar alejado del universo 2.0, donde inevitablemente sigue generando un gran interés.