El tenista está viviendo uno de los momentos más complicados en el ámbito profesional por culpa del lío que ha experimentado por culpa de las pruebas que le hacen antes de cada torneo para detectar si está contagiado o no de coronavirus.


Fernando Verdasco no pasa por su mejor momento profesional. Después de varios meses en Madrid, donde se instaló para pasar allí la cuarentena junto a su mujer, Ana Boyer, y su hijo, Miguel, el tenista parecía ya ver la luz al final del túnel en cuanto a la vuelta a su actividad profesional. Para ello, Fernando empezó con una rutina de deporte y de entrenamientos de cara a empezar la temporada de tenis de nuevo.

Después de varias semanas de preparación, Fernando Verdasco puso todas sus fuerzas para llegar listo a Roland Garros, torneo de tenis que lleva apenas unos días celebrándose. Sin embargo, ha querido compartir con todos sus seguidores el disgusto que tiene tras ser descalificado. «Este año no voy a poder participar en Roland Garros, muy a mi pesar y sintiendo una total frustración», empezaba explicando en un comunicado que ha compartido a través de sus redes sociales.

«En agostó pasé el Covid-19 de forma asintomática, seguí las indicaciones de aislamiento y volví a mi rutina tras dar negativo en dos pruebas PCR consecutivas. Desde entonces, me he hecho múltiples pruebas PCR, con resultados negativos en todas, incluyendo la llevada a cabo en el torneo Masters 1000 de Roma. Volví a dar negativo hace unos días en el test que me hice antes de ir a Hamburgo, aunque no jugué al final por decisión profesional para prepararme mejor Roland Garros», continuaba explicando.

Fernando y Ana viajaron a París para Roland Garros

«Mi equipo y mi familia viajamos el martes a París y nos volvimos a hacer la prueba PCR correspondiente. Todos dieron negativo, menos yo. Traté de explicar mi historial y situación para intentar solicitar hacerme otra pruebas, especialmente tras haber visto lo sucedido en casos similares con otros jugadores. La organización de Roland Garros se negó a hacerme otro test incluso teniendo en cuenta todas estas circunstancias y que había días suficientes para repetirme las pruebas antes de la competición y del sorteo del cuadro. Igualmente, fui descalificado», decía apenado por todo lo ocurrido.

Fernando Verdasco no estaba de acuerdo con la decisión y él mismo acudió a un centro por su cuenta para someterse de nuevo a unas pruebas PCR: «Acudí a dos centros diferentes para mayor garantía y los resultados muestran hoy que soy NEGATIVO de COVID-19 en todas ellas», anunciaba.

Ha sido descalificado del torneo por un lío en las pruebas

View this post on Instagram

💔

A post shared by FΞRNΛNDO VΞRDΛSCO (@ferverdasco) on

Después de explicar todo lo ocurrido en las últimas semanas, Fernando ha querido hacer público su disgusto: «Quiero comunicar mi total frustración e indignación con la organización de Roland Garros, por quitarme el derecho a participar en este evento tan importante sin darme siquiera la oportunidad de hacerme otro test con una nueva muestra para confirmar que el resultado del primero podía ser un error», zanjaba muy enfadado.

Unos días después de compartir este episodio que le ha impedido volver al trabajo en el que es su torneo preferido de la temporada, Fernando Verdasco explica que ahora la organización del torneo ha cambiado la normativa y que ahora sí se acepta volver a hacer los tests a los jugadores que dan positivo en coronavirus: «¿Pero qué pasa conmigo ahora? A mí no se me dio esa oportunidad, ni se toma ahora ninguna acción para rectificar el error y simplemente se me excluye del cuadro sin más».

Volvía a mostrar su disgusto en este nuevo comunicado

A pesar de esto, Roland Garros no le ha dado ninguna solución para su caso: «Salgo perjudicado y siento una enorme frustración e indefensión, pero acaso hace algo Roland Garros para enmendar la situación? No», expone en un nuevo comunicado que ha compartido horas después de mostrar su enfado tras el lío de sus pruebas.